viernes, 28 de diciembre de 2012

ENTRE EL GOBIERNO Y CLARÍN: ¿HAY UNA NEGOCIACIÓN SECRETA?


El objetivo más inmediato del gobierno en su ofensiva para aplicarle la ley de medios audiovisuales al Grupo Clarín sería debilitarlo económicamente para obligarlo a negociar.
  
Entonces, a la defensiva, el multimedios podría aceptar dar un paso atrás y moderar sus críticas al kirchnerismo, apoyando en el 2013 con menos entusiasmo a los candidatos opositores y facilitando de ese modo el triunfo del Frente para la Victoria. Este objetivo está en crisis. Ya es obvio que el fallo de la Cámara Civil y Comercial sobre la constitucionalidad de los artículos 45 y 161 tardará varios meses y que el expediente llegará a la Corte Suprema, como muy rápido, a partir de abril. Es de presumir, entonces, que la Corte recién a mediados de año estaría en condiciones de dictar sentencia, si es que las cuestiones procesales no postergan esto para agosto o septiembre. O sea, con la campaña electoral prácticamente terminada.
Este cuadro habría provocado que en los últimos días en torno a Carlos Zannini surgiera la versión de que el gobierno intentaría una negociación secreta con Héctor Magnetto. La misma, en caso de concretarse, giraría en torno a lo siguiente: el gobierno se comprometería a ir dilatando los tiempos procesales y Clarín, en tanto, reduciría su apoyo a la oposición y sus cuestionamientos al oficialismo. Se trataría de un esquema muy frágil, porque si el cristinismo consigue recuperarse y hacer una buena elección legislativa, reaparecería con fuerza el proyecto reeleccionista y los ataques contra el multimedios podrían ser más fuertes. En este punto hay que tener en cuenta que, en medio de una campaña electoral nacional, es muy difícil que la Corte dicte un fallo de esta extraordinaria importancia política. Si lo hiciera, el tribunal se expondría a que lo señalen como responsable de inclinar la balanza electoral en uno u otro sentido.
Un difícil cierre
Como variante para la mesa de negociaciones, se habla de la posibilidad de que el compromiso pase por un fallo de la Corte Suprema que le conceda a Clarín un año más de plazo para presentar su plan de adecuación a la ley de medios. Pero esta solución sería peligrosa para el gobierno. Cubierto con una sentencia así, el multimedios dispondría por lo menos de un año más para confrontar con la Casa Rosada sin sufrir por ello los embates de Martín Sabbatella.
El caso es que algunos asesores de la presidente que le darían vueltas a la idea de la negociación secreta no alcanzarían a encontrar la fórmula aceptable como para se llegue a un acuerdo, aunque éste sea inestable y provisorio. No sería extraño, entonces, que la negociación finalmente no prospere. Pero, al menos por ahora, el tema figura en más de una agenda importante.                                                         

Fte: el informador público

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...