martes, 14 de agosto de 2012

AZÚCAR: SUICIDIO LENTO Y SILENCIOSO IMPULSADO POR LAS MULTINACIONALES Y LA PUBLICIDAD


Con sólo 16 calorías por cucharadita, ¿qué mal puede hacernos el azúcar? Sin embargo, la realidad es que el azúcar es una sustancia tan adictiva como las drogas, y que provoca estragos en el organismo. Cuando consumimos azúcar (sacarosa) el sistema inmunológico se debilita durante 6 horas, lo que nos hace más vulnerables a los gérmenes, virus y bacterias nocivas. Por otro lado, el azúcar reduce las ganas de comer alimentos nutritivos como las verduras, lo que puede resultar en carencias nutricionales. El alto consumo de azúcar es el principal culpable de la mayoría de las enfermedades crónicas que azotan nuestra sociedad: Diabetes, hipertensión, arteriosclerosis, Obesidad, Cáncer, Alzheimer, Candidiasis, Eczema, Síndrome Premenstrual, etc.  

El azúcar blanco refinado que consumimos habitualmente es sacarosa sintetizada de forma artificial, y que por tanto, no contienen ninguna de las vitaminas o minerales que el cuerpo necesita para procesarla, por lo que el azúcar no sólo no nos aporta nada desde el punto de vista nutricional, sino que roba al organismo minerales y vitaminas (principalmente las del grupo B), además de acidificar el organismo, de ahí que se diga que en los países desarrollados estamos sobrealimentados, pero desnutridos. Por si esto fuera poco, en el proceso industrial de refinado y blanqueado del azúcar se emplea ácido sulfúrico, por lo que éste suele contener residuos de sulfitos y bisulfitos. Todas las variedades de azúcar testadas por la doctora Hulda Clark contenían fibras de Asbestos y D-mannitol. D-mannitol es un alérgeno a evitar en los casos de cáncer de recto, tendones, alveolos y uréter. El ASBESTOS al ser tan afilado como el cristal, cuando se mueve por el cuerpo va agujereando las células que encuentra a su paso. Entonces, ¿la solución consiste en sustituir en azúcar por los EDULCORANTES ARTIFICIALES? Desgraciadamente, como reza el refrán, muchas veces es peor el remedio que la enfermedad...El edulcorante sucralosa es básicamente azúcar clorada, y por tanto, presenta muchos de los riesgos del cloro. Las dioxinas son un subproducto del procesado del cloro, un carcinógeno 300.000 veces más potente que el DDT. Lo descubrió por error un investigador que trabajaba con compuestos para elaborar pesticidas. Muchos refrescos utilizan la sucralosa como edulcorante. No debemos olvidar leer los ingredientes listados en la etiqueta antes de comprar un producto. La sacarina también es un carcinogéno, que ha sido prohibido hace años en muchos países. Pero sin duda, el peor de los edulcorantes artificiales es el aspartamo (E951), que también podemos encontrar en los refrescos light y en algunos medicamentos (leer siempre los prospectos). Es una exitotoxina y un neurotóxico. Algunos de los efectos más graves del aspartamo son:  Tumores en el cerebro. Esclerosis Múltiple. Epilepsia. Diabetes. Parkinson y Alzheimer. Defectos de nacimiento. Fibromialgia.

La ciencia ha demostrado, más allá de cualquier sombra de duda, que el azúcar en sus alimentos, en todas sus múltiples formas, está cobrando un precio devastador en su salud. Hablemos un momento de los distintos tipos de azúcar: Es fácil confundir los distintos azúcares y edulcorantes. Así que aquí está una descripción básica: Dextrosa, fructosa y glucosa son monosacáridos, Conocidos como azúcares simples. La principal diferencia entre ellos es la forma como su cuerpo los metaboliza. La glucosa y dextrosa son esencialmente el mismo azúcar. Sin embargo, los fabricantes de alimentos suelen utilizar el término "dextrosa" en su lista de ingredientes. Los azúcares simples pueden combinarse para formar azúcares más complejos, como el disacárido sacarosa (azúcar de mesa), que es la mitad glucosa y mitad fructosa. El jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF) está compuesto por 55 por ciento de fructosa y 45 por ciento de glucosa. El etanol (alcohol) no es un azúcar, aunque la cerveza y el vino contienen azúcares residuales y almidones, además de alcohol.Azúcar alcoholes como el xilitol, glicerol, sorbitol, maltitol, manitol y eritritol no son ni azúcares ni alcoholes, pero son cada vez más populares como edulcorantes. Ellos no son completamente absorbidos por el intestino delgado en su mayor parte, por lo que proporcionan menos calorías que el azúcar pero con frecuencia pueden causar problemas como distensión abdominal, diarrea y flatulencia. La sucralosa (Splenda ) No es un azúcar, a pesar de su nombre como el azúcar y el lema de marketing. Es un edulcorante artificial clorado en línea con el aspartame y la sacarina. Jarabe de Agave, Falsamente anunciado como "natural", suele ser muy procesado y por lo general 80 por ciento de fructosa. El producto final no se parece ni remotamente a la planta de agave original. Miel, está compuesta alrededor de 53 por ciento de fructosa, [2] .Pero es completamente natural en su forma cruda y tiene muchos beneficios para su salud cuando se usa con moderación, incluyendo tantos antioxidantes como las espinacas. Stevia es una hierba muy dulce derivada de la hoja de estevia de América del Sur, que es completamente segura (en su forma natural). Lo Han (o luohanguo) es otro edulcorante natural, pero proveniente de una fruta.
Todos los azúcares no son iguales
La glucosa es la forma de energía para la cual está diseñado nuestro cuerpo. Cada célula de su cuerpo, cada bacteria y de hecho, todo ser viviente en la Tierra utiliza la glucosa para obtener energía. Pero en muchos países  la sacarosa que es el azúcar ya no es la elección. Ahora es la fructosa. Si su dieta era como la de hace un siglo la gente, consumía alrededor de 15 gramos por día muy lejos de los 73 gramos por día que hoy en día una típica persona obtiene de las bebidas endulzadas. En los vegetales y frutas, la fructosa se mezcla con vitaminas, minerales, enzimas y fitonutrientes beneficiosos, esto modera los efectos metabólicos negativos. Sorprendentemente, el 25 por ciento de la gente consume más de 130 gramos de fructosa por día. Para empeorar las cosas, la fibra se ha eliminado en la mayoría de los alimentos procesados, por lo que esencialmente no tiene valor nutritivo alguno. Muchos  productos etiquetados  bajos en grasas suelen ser los más altos en fructosa. No es precisamente que la fructosa sea mala, es la DOSIS MASIVA  a la que usted está expuesto que la hacen peligrosa. En general hay dos razones por las cuales la fructosa es tan perjudicial:
1. Su cuerpo metaboliza la fructosa de manera muy diferente a la glucosa. La carga completa de metabolizar la fructosa recae en el hígado. 2.Las personas consumen hoy en día, fructosa en cantidades enormes, que ha hecho a los efectos negativos mucho más profundos.La explosión del consumo de refrescos es la causa principal de ello. Hoy en día, el 55 por ciento de los edulcorantes utilizados en los alimentos y la fabricación de bebidas están hechos de maíz, y la principal fuente de calorías en muchos países, sobre todo desarrollados, es de refrescos, en forma de jarabe de maíz alto en fructosa. Los fabricantes de alimentos y bebidas iniciaron el cambio de sus edulcorantes a partir del  sacarosa al jarabe de maíz en la década de 1970 cuando descubrieron que el JMAF no sólo era mucho más barato de hacer, es un 20 por ciento más dulce que el azúcar de mesa clásico, que tiene sacarosa. JMAF contiene las mismas dos azúcares como la sacarosa, pero es más arriesgado metabólicamente, debido a su forma química. La fructosa y la glucosa no están unidas entre sí en JMAF, como lo son en el azúcar de mesa, su cuerpo entonces no tiene que romper el enlace. Por lo tanto, la fructosa se absorbe inmediatamente, yendo directamente a su hígado.
Con demasiada fructosa se crea un desastre metabólico en su cuerpo
El Dr. Robert Lustig, profesor de Pediatría en la División de Endocrinología en la Universidad de California en San Francisco, ha sido pionero en la descodificación del metabolismo del azúcar. Su obra ha puesto de manifiesto algunas diferencias importantes en cómo las diferentes azúcares se descomponen y son utilizadas por el cuerpo humano. Después de comer la fructosa, la mayor parte de la carga metabólica recae en el hígado. Esto NO sucede en  el caso de la glucosa, en la cual  el hígado descompone sólo el 20 por ciento. Casi cada célula de su cuerpo utiliza la glucosa, por lo que es normalmente "quemada" inmediatamente después del consumo. ¿Entonces, hacia donde va toda esa fructosa, una vez que es consumida? Hacia sus muslos y cintura. Se convirtió en grasa  (VLDL y triglicéridos), lo que significa más depósitos de grasa a través de su cuerpo. El exceso de fructosa es mucho peor que comer grasas.Sin embargo, los problemas fisiológicos del metabolismo de la fructosa se extienden mucho más allá de un par de tallas de pantalones: La fructosa eleva el ácido úrico, Lo que disminuye el óxido nítrico, eleva la angiotensina, y hace que las células del músculo liso se contraigan, elevando así su presión arterial y potencialmente dañando los riñones. [1]. Un aumento del ácido úrico también conduce a una inflamación crónica de bajo nivel, que acarrea consecuencias de gran alcance para su salud. Por ejemplo, los vasos sanguíneos con inflamación crónica conllevan a ataques cardiacos y derrames cerebrales, también, existe una buena cantidad de pruebas de que algunos tipos de cáncer son causados por la inflamación crónica. La fructosa hace que suba de peso engañando a su metabolismo, haciendo que se apague el sistema de control del apetito de su cuerpo. La fructosa no estimula adecuadamente la producción de insulina, que a su vez no suprime la grelina ("la hormona del hambre ") y no estimula la leptina ("la hormona de la saciedad "), que juntas dan lugar a que coma más, aumente la resistencia a la insulina y la acumulación de grasa visceral y lípidos. El exceso de fructosa se traduce rápidamente en aumento de peso y obesidad abdominal ("panza de cerveza"), disminución del "colesterol bueno" HDL, aumento del "colesterol malo" LDL, triglicéridos elevados, azúcar en la sangre y presión arterial elevada es decir, el síndrome metabólico clásico.El metabolismo de la fructosa es muy similar al metabolismo del etanol, que tiene una multitud de efectos tóxicos, incluyendo la esteatosis hepática no alcohólica o comúnmente llamada hígado graso. Estos cambios no se observan cuando los seres humanos o los animales comen almidón (o glucosa), lo que sugiere que la fructosa es un hidrato de carbono "perjudicial" cuando se consume en exceso de 25 gramos por día. Es probablemente el único factor responsable del éxito parcial de muchas de las dietas "bajas en carbohidratos". Uno de los hallazgos más recientes que sorprendió a los investigadores es que la glucosa en realidad acelera la absorción de fructosa, Por lo que los riesgos potenciales para la salud del JMAF aún son más profundos. [1].Ahora puede ver por qué la fructosa en exceso es el factor número uno que contribuye a la actual epidemia de obesidad. ¿Es el ácido úrico un nuevo problema?. A estas alturas usted está probablemente consciente de la epidemia de obesidad infantil en países como EE.UU pero, ¿ha oído algo acerca de la hipertensión infantil?.Hasta hace poco, los niños han sido  diagnosticados rara vez con la presión arterial alta, y cuando lo hacían, era por lo general debido a un tumor o una enfermedad renal vascular. En 2004, un estudio mostró que la hipertensión entre los niños es cuatro veces mayores de lo previsto: 4,5 por ciento de los niños estadounidenses tienen presión arterial alta. Entre los niños con sobrepeso, la tasa es de 10 por ciento. Se cree que la obesidad es el culpable de un 50 por ciento de los casos de hipertensión en los adolescentes de hoy. [1] Aún más sorprendente es que el 90 por ciento de los adolescentes que tienen presión arterial alta tienen niveles elevados de ácido úrico. Esto ha llevado a los investigadores a preguntarse: ¿qué tienen que ver el ácido úrico con la obesidad y la presión arterial alta? El ácido úrico inhibe el óxido nítrico en los vasos sanguíneos, y el óxido nítrico ayuda a que sus vasos mantengan su elasticidad, la supresión de óxido nítrico aumenta la presión arterial. De hecho, 17 estudios demuestran que los niveles elevados de ácido úrico conducen a la hipertensión. Investigaciones recientes, demuestran que la fructosa genera ácido úrico en cuestión de minutos de su ingestión.Hay más de 3.500 artículos hasta la que fecha muestran una fuerte relación entre el ácido úrico y la obesidad, enfermedades del corazón, hipertensión, accidente cerebro vascular, enfermedad renal, y otras condiciones. De hecho, varios estudios han confirmado que las personas con valores elevados de ácido úrico se encuentran en riesgo de tener presión arterial alta, aunque por otra parte parece estar perfectamente sanas. ¿Cómo su cuerpo produce ácido úrico? Es un subproducto de la descomposición celular. Cuando las células mueren, el ADN y el ARN se degradan en químicos llamados purinas. Las purinas se desglosan en ácido úrico.La fructosa aumenta el ácido úrico a través de un proceso complejo que hace que las células quemen su ATP rápidamente, conduciendo a un shock de la "célula" y el aumento de la muerte celular. Después de comer cantidades excesivas de fructosa, las células se quedan privadas de  energía y entrar en un estado de shock, como si perdieran su fuente de sangre. La mortandad masiva celular lleva a un aumento de los niveles de ácido úrico. También las células en las que se agota la energía se inflaman y son más susceptibles al daño por estrés oxidativo. Las células de grasa en realidad se convierten en "enfermizas", con cantidades excesivas de grasa.
Hay otro problema con el azúcar, un estudio reciente mostró que  tanto más azúcar se ingiere, más eficaz será su cuerpo en la absorción de ella, y cuanto más se absorbe, más daño le hará. Usted "sensibiliza" su cuerpo al azúcar a medida que el tiempo pasa, y por ende lo vuelve más sensible a sus efectos tóxicos. Cuando las personas pasan un día completo sin consumir  azúcar, la sensibilización al azúcar disminuye rápidamente. La investigación nos dice que hasta dos semanas sin consumir azúcar hará que su cuerpo sea menos reactivo a la misma.¿Son las frutas buenas o malas para usted?.Tenga en cuenta que las frutas contienen fructosa también, aunque un factor atenuante  del efecto de esta  fructosa  es que las frutas naturales contienen vitaminas, fibra  y otros elementos antioxidantes que reducen los efectos peligrosos de la fructosa.Los  Jugos envasados no naturales, por el contrario, son casi tan perjudiciales como los refrescos o sodas, porque un vaso de jugo se carga con fructosa, y muchos de los antioxidantes y fibra se pierden. Es importante recordar que la fructosa por sí solo no es mala así como las frutas resultan altamente beneficiosas para la salud. Pero cuando se consume altos niveles de fructosa absolutamente devastará su bioquímica y fisiología. Recuerde que la dosis de fructosa promedio que se consume hoy en día es de 70 gramos por día, que supera el límite recomendado en un 300 por ciento. Vigile la cantidad que consume de algunas frutas y. Tenga en cuenta que debido a que el JMAF es tan barato, se añade a casi todos los alimentos procesados. Incluso si usted no consume refrescos o frutas, es muy fácil de superar 25 gramos de fructosa escondidos en su dieta. Si usted es un defensor de los alimentos crudos, tiene una dieta saludable y, hace ejercicio regularmente, entonces usted podría ser la excepción, y podría  sobrepasar este límite y mantenerse sano. Además de limitar la ingesta de fructosa, debería eliminar todas las bebidas endulzadas y jugos de frutas envasados que no sean ciento por ciento naturales (incluidos todos aquellos que usan los edulcorantes artificiales).Usted puede comprar glucosa pura (dextrosa) como edulcorante. Es sólo el 70% más dulce que la sacarosa, por lo que usará un poco más para obtener la misma cantidad de dulzura, lo que hace la un poco más cara que la sacarosa, pero aún así vale la pena por su salud, ya que tiene cero gramos de fructosa. Recuerde que la glucosa puede ser utilizada directamente por cada célula en su cuerpo y como tal es mucho más segura que la fructosa. La cerveza es también una buena bebida para evitar o al menos reducir su consumo ya que aumenta los niveles de ácido úrico, al igual que la fructosa. Todas las bebidas alcohólicas hacen que se produzca un exceso de ácido úrico (bloquean los riñones de excretarlo), pero la cerveza parece tener un efecto más pronunciado en los niveles de ácido úrico porque es una fuente rica de guanosina, el tipo de purina que es más fácilmente absorbida por el cuerpo.
76 FORMAS EN QUE EL AZUCAR PUEDE ARRUINAR SU SALUD
Además de alterar  la homeostasis del cuerpo y causar estragos en sus procesos metabólicos, el exceso de azúcar tiene una serie de otras consecuencias importantes.Nancy Appleton, PhD, autora del libro Lick the Sugar Habit [5], contribuye con una extensa lista de estudios realizados que demuestran las muchas maneras en que el azúcar puede arruinar su salud, obtenida de un gran número de revistas médicas y otras publicaciones científicas:
1. El azúcar puede suprimir su sistema inmune y deteriorar sus defensas contra las enfermedades infecciosas. Influyendo en la fagocitosis de los neutrófilos y deprimiendo la transformación de los linfocitos. [6] [7] 2.El azúcar trastorna relaciones minerales en su cuerpo: causa deficiencias de cromo y cobre por pérdidas en la orina e interfiere con la absorción tubular renal de calcio y magnesio.[8] [9] [10] [11] .3. El azúcar puede causar en los niños una rápida elevación de la adrenalina, hiperactividad, ansiedad, dificultad para concentrarse, e irritabilidad. [12] [13] 4. El azúcar puede producir un aumento significativo en el colesterol total, triglicéridos y colesterol malo y una disminución en el colesterol bueno. [14] [15] [16] [17]. 5.     El azúcar causa una pérdida de elasticidad de los tejidos y su función. [18]. 6.El azúcar alimenta las células cancerosas y se ha relacionado con el desarrollo del cáncer de mama, ovarios, próstata, recto, páncreas, tracto biliar, pulmón, vesícula biliar y estómago. [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25]. 7.El azúcar puede aumentar los niveles en  ayuno de la glucosa y puede causar hipoglucemia reactiva. [26] [27].8.El azúcar puede debilitar la vista. [28] 9. El azúcar puede causar muchos problemas con el tracto gastrointestinal, incluyendo: tracto digestivo ácido, indigestión, mala absorción en pacientes con enfermedad funcional del intestino, aumento del riesgo de la enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa. [29] [30] [31] [32] [33]. 10. El azúcar puede causar envejecimiento prematuro. [34]  De hecho, el factor más importante que acelera el envejecimiento es la insulina, que se activa por el azúcar. 11.El azúcar puede llevar al alcoholismo. [35] 12.El azúcar puede causar que su saliva se vuelva ácida, caries dental y enfermedad periodontal. [36] [37] [38]. 13. El azúcar contribuye a la obesidad. [39]. 14.El azúcar puede causar enfermedades autoinmunes tales como: artritis, asma, y la esclerosis múltiple. [40] [41] [42]. 15.El azúcar asiste grandemente al crecimiento incontrolado de Candida Albicans (infección por levaduras) [43]. 16.El azúcar puede causar cálculos biliares. [44] 17.El azúcar puede causar apendicitis. [45] 18.El azúcar puede causar hemorroides. [46] 19.El azúcar puede causar venas varicosas. [47] 20. El azúcar puede elevar respuestas de glucosa e insulina en usuarias de anticonceptivos orales. [48] 21. El azúcar puede contribuir a la osteoporosis. [49]. 22. El azúcar puede causar una disminución en su sensibilidad a la insulina y ser causa de los niveles de insulina anormalmente alta y llevar al desarrollo diabetes con el tiempo. [50] [51] [52].23.El azúcar puede reducir sus niveles de vitamina E. [53].24. El azúcar puede aumentar su presión arterial sistólica. [54].25.El azúcar puede causar somnolencia y disminución de la actividad en los niños. [55] 26. Alto consumo de azúcar aumenta productos de glicación avanzada (AGEs), que son moléculas de azúcar que se adhieren y dañan a las proteínas en su cuerpo. AGE acelera el envejecimiento de las células, que pueden contribuir a una variedad de enfermedades crónicas y mortales. [56].27. El azúcar puede interferir con su absorción de proteínas. [57] 28. El azúcar causa alergias a los alimentos. [58] 29.El azúcar puede causar toxemia durante el embarazo. [59] 30. El azúcar puede contribuir al eczema en los niños. [60] 31.El azúcar puede causar aterosclerosis y enfermedades cardiovasculares.[61] [62]. 32.El azúcar puede dañar la estructura de su ADN. [63].33. El azúcar puede cambiar la estructura de la proteína y causar una alteración permanente de la forma en que actúan las proteínas en su cuerpo. [64] [65]. 34. Puede hacer que la piel envejezca, cambiando la estructura del colágeno. [66].35. Puede causar cataratas y miopía. [67] [68].36.El azúcar puede causar enfisema. [69] 37. El consumo alto de azúcar puede poner en peligro la homeostasis fisiológica de muchos sistemas del cuerpo. [70]. 38.El azúcar disminuye la capacidad de las enzimas para su funcionamiento. [71] 39.La ingesta de azúcar es mayor en personas con enfermedad de Parkinson. [72].40. El azúcar puede aumentar el tamaño de su hígado, haciendo que las células del hígado se dividan, y puede incrementar la cantidad de grasa en el hígado, dando lugar a la enfermedad de hígado graso. [73] [74]. 41.El azúcar puede aumentar el tamaño del riñón y producir cambios patológicos en el riñón, como la formación de cálculos renales. La fructosa contribuye  a elevar las tasas de enfermedad renal. 42. Puede dañar el páncreas. [77] 43 Puede aumentar la retención del líquido corporal. [78] 44.Es el enemigo N°1 del movimiento intestinal  [79]45. Puede comprometer el revestimiento de sus capilares. [80] 46. Puede hacer que los tendones sean más frágiles. [81] 47. Puede causar dolores de cabeza, incluyendo migrañas. [82] 48. Puede reducir la capacidad de aprendizaje, afectan negativamente a las calificaciones de los niños y causa trastornos del aprendizaje. [83] [84] 49. Puede causar un aumento en las ondas delta, alfa y theta del cerebro, que pueden alterar su capacidad para pensar con claridad.50. El azúcar puede causar depresión.51. Puede aumentar su riesgo de gota.52. Puede aumentar su riesgo de enfermedad de Alzheimer. [88] Estudios de resonancia magnética muestran que los adultos mayores de 60 años que tienen ácido úrico elevado están de cuatro a cinco veces más propensos de tener demencia vascular, la segunda forma más común de demencia después del Alzheimer. 53.  Puede causar desequilibrios hormonales, tales como: aumento de estrógeno en los hombres, lo que agrava el PMS, y la disminución de la hormona del crecimiento. .[89] [90] [91] [92]. 54.  Puede causar mareos. [93] 55. Las dietas altas en azúcar aumentarán los radicales libres y estrés oxidativo. [94] 56. Una dieta alta en sacarosa de los sujetos con enfermedad vascular periférica aumenta considerablemente la adherencia de las plaquetas. [95] 57.El consumo elevado de azúcar en adolescentes embarazadas puede conducir a una disminución sustancial de la duración de la gestación y se asocia con un riesgo dos veces mayor para la entrega de un tamaño pequeño para la edad gestacional (SGA) infantil. [96] [97] 58. Es una sustancia adictiva. [98] 59. Puede ser tóxica, similar al alcohol. [99] 60. Administrada a los bebés prematuros pueden afectar la cantidad de dióxido de carbono que producen. [100] 61. La disminución del consumo de azúcar puede aumentar la estabilidad emocional. [101] 62. Su cuerpo cambia el azúcar en 2 a 5 veces más grasa en la sangre de lo que lo hace el almidón. [102] 63.La rápida absorción de azúcar promueve la ingesta excesiva en los sujetos obesos. [103] 64. Puede empeorar los síntomas de niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). [104] 65. Afecta negativamente a la composición de electrolitos en la orina. [105] 66. Puede deteriorar la función de las glándulas suprarrenales. [106] 67. Tiene el potencial de inducir procesos metabólicos anormales en personas sanas, promoviendo por lo tanto las enfermedades crónico-degenerativas. .[107] 68.La alimentación por vía intravenosa (IVS) de agua con azúcar puede cortar el oxígeno a su cerebro. [108] 69.   Aumenta el riesgo de la poliomielitis. [109]. 70. El consumo alto de azúcar puede causar ataques epilépticos. [110] 71.Causa hipertensión arterial en personas obesas. [111] 72.En unidades de cuidados intensivos, el azúcar puede limitar salvar vidas. [112] 73. Puede inducir la muerte celular. [113] 74. En los centros de rehabilitación para jóvenes, cuando los niños fueron puestos en dietas bajas en azúcar, se produjo un descenso del 44 por ciento en el comportamiento antisocial. .[114] 75.El azúcar deshidrata los recién nacidos. [115] 76.Puede causar enfermedad de las encías. [116].Ahora debe quedar perfectamente claro hasta qué punto el azúcar es perjudicial. Usted simplemente no puede alcanzar su más alto grado de salud y vitalidad si está consumiendo una cantidad significativa de ella. Afortunadamente, su cuerpo tiene una sorprendente capacidad para sanar por sí solo cuando se administra la nutrición básica que necesita, y su hígado tiene una increíble capacidad de regeneración. Si usted comienza a hacer cambios hoy en día, su salud comienza a mejorar, volviendo a la situación de vitalidad que la naturaleza le destina.
Referencias:

[1] Johnson RJ and Gower T. (2009) The Sugar Fix: The High-Fructose Fallout That is Making You Sick and Fat, Pocket, 416 pp
[2] “What sweetener should you choose? Sugar? Honey? Agave nectar?” Fitnessspotlight
[3] Stanhope KL, Schwarz JM, Keim NL, Griffen SC, Bremer AA, Graham JL, Hatcher B, Cox CL, Dyachenko A, Zhang W, McGahan JP, Seibert A, Krauss RM, Chiu S, Schaefer EJ, Ai M, Otokozawa S, Nakajima K, Nakano T, Beysen C, Hellerstein MK, Berglund L and Havel PJ. “Consuming fructose-sweetened, not glucose-sweetened, beverages increases visceral adiposity and lipids and decreases insulin sensitivity in overweight/obese humans,” J Clin Invest. 2009; 119(5):1322-1334
[4] Park A. “All sugars aren’t the same: Glucose is better, study says,” Time Magazine, April 21, 2009
[5] Appleton N. Lick the Sugar Habit (1996) Avery, 2nd Ed. 272 pp.
[6] Sanchez, A., et al. Role of Sugars in Human Neutrophilic Phagocytosis, American Journal of Clinical Nutrition. Nov 1973;261:1180_1184. Bernstein, J., al. Depression of Lymphocyte Transformation Following Oral Glucose Ingestion. American Journal of Clinical Nutrition.1997;30:613
[7] Ringsdorf, W., Cheraskin, E. and Ramsay R. Sucrose, Neutrophilic Phagocytosis and Resistance to Disease, Dental Survey. 1976;52(12):46_48
[8] Couzy, F., et al. "Nutritional Implications of the Interaction Minerals," Progressive Food and Nutrition Science 17;1933:65-87
[9] Kozlovsky, A., et al. Effects of Diets High in Simple Sugars on Urinary Chromium Losses. Metabolism. June 1986;35:515_518
[10] Fields, M.., et al. Effect of Copper Deficiency on Metabolism and Mortality in Rats Fed Sucrose or Starch Diets, Journal of Clinical Nutrition. 1983;113:1335_1345
[11] Lemann, J. Evidence that Glucose Ingestion Inhibits Net Renal Tubular Reabsorption of Calcium and Magnesium. Journal of Clinical Nutrition. 1976 ;70:236_245
[12] Goldman, J., et al. Behavioral Effects of Sucrose on Preschool Children. Journal of Abnormal Child Psychology.1986;14(4):565_577
[13] Jones, T. W., et al. Enhanced Adrenomedullary Response and Increased Susceptibility to Neuroglygopenia: Mechanisms Underlying the Adverse Effect of Sugar Ingestion in Children. Journal of Pediatrics. Feb 1995;126:171-7
[14] Scanto, S. and Yudkin, J. The Effect of Dietary Sucrose on Blood Lipids, Serum Insulin, Platelet Adhesiveness and Body Weight in Human Volunteers, Postgraduate Medicine Journal. 1969;45:602_607
[15] Albrink, M. and Ullrich I. H. Interaction of Dietary Sucrose and Fiber on Serum Lipids in Healthy Young Men Fed High Carbohydrate Diets. American Journal of Clinical Nutrition. 1986;43:419­
[16] Reiser, S. Effects of Dietary Sugars on Metabolic Risk Factors Associated with Heart Disease. Nutritional Health. 1985;203_216
[17] Lewis, G. F. and Steiner, G. Acute Effects of Insulin in the Control of Vldl Production in Humans. Implications for The insulin-resistant State. Diabetes Care. 1996 Apr;19(4):390-3 R. Pamplona, M. .J., et al. Mechanisms of Glycation in Atherogenesis. Medical Hypotheses. 1990;40:174-181
[18] Cerami, A., Vlassara, H., and Brownlee, M. "Glucose and Aging." Scientific American. May 1987:90. Lee, A. T. and Cerami, A. The Role of Glycation in Aging. Annals of the New York Academy of Science; 663:63-67
[19] Takahashi, E., Tohoku University School of Medicine, Wholistic Health Digest. October 1982:41:00
[20] Quillin, Patrick, Cancer’s Sweet Tooth, Nutrition Science News. Ap 2000 Rothkopf, M.. Nutrition. July/Aug 1990;6(4)
[21] Michaud, D. Dietary Sugar, Glycemic Load, and Pancreatic Cancer Risk in a Prospective Study. J Natl Cancer Inst. Sep 4, 2002 ;94(17):1293-300
[22] Moerman, C. J., et al. Dietary Sugar Intake in the Etiology of Biliary Tract Cancer. International Journal of Epidemiology. Ap 1993.2(2):207-214.
[23] The Edell Health Letter. Sept 1991;7:1
[24] De Stefani, E."Dietary Sugar and Lung Cancer: a Case control Study in Uruguay." Nutrition and Cancer. 1998;31(2):132_7
[25] Cornee, J., et al. A Case-control Study of Gastric Cancer and Nutritional Factors in Marseille, France. European Journal of Epidemiology 11 (1995):55-65
[26] Kelsay, J., et al. Diets High in Glucose or Sucrose and Young Women. American Journal of Clinical Nutrition. 1974;27:926_936. Thomas, B. J., et al. Relation of Habitual Diet to Fasting Plasma Insulin Concentration and the Insulin Response to Oral Glucose, Human Nutrition Clinical Nutrition. 1983; 36C(1):49_51
[27] Dufty, William. Sugar Blues. (New York:Warner Books, 1975)
[28] Acta Ophthalmologica Scandinavica. Mar 2002;48;25. Taub, H. Ed. Sugar Weakens Eyesight, VM NEWSLETTER;May 1986:06:00
[29] Dufty.
[30] Yudkin, J. Sweet and Dangerous.(New York:Bantam Books,1974) 129
[31] Cornee, J., et al. A Case-control Study of Gastric Cancer and Nutritional Factors in Marseille, France, European Journal of Epidemiology. 1995;11
[32] Persson P. G., Ahlbom, A., and Hellers, G. Epidemiology. 1992;3:47-52
[33] Jones, T. W., et al. Enhanced Adrenomedullary Response and Increased Susceptibility to Neuroglygopenia: Mechanisms Underlying the Adverse Effect of Sugar Ingestion in Children. Journal of Pediatrics. Feb 1995;126:171-7
[34] Lee, A. T.and Cerami A. The Role of Glycation in Aging. Annals of the New York Academy of Science.1992;663:63-70
[35] Abrahamson, E. and Peget, A. Body, Mind and Sugar. (New York: Avon, 1977)
[36] Glinsmann, W., Irausquin, H., and Youngmee, K. Evaluation of Health Aspects of Sugar Contained in Carbohydrate Sweeteners. F. D. A. Report of Sugars Task Force. 1986:39:00 Makinen K.K.,et al. A Descriptive Report of the Effects of a 16_month Xylitol Chewing_gum Programme Subsequent to a 40_month Sucrose Gum Programme. Caries Research. 1998; 32(2)107_12
[37] Glinsmann, W., Irausquin, H., and K. Youngmee. Evaluation of Health Aspects of Sugar Contained in Carbohydrate Sweeteners. F. D. A. Report of Sugars Task Force.1986;39:36_38
[38] Appleton, N. New York: Healthy Bones. Avery Penguin Putnam:1989
[39] Keen, H., et al. Nutrient Intake, Adiposity, and Diabetes. British Medical Journal. 1989; 1:00 655_658
[40] Darlington, L., Ramsey, N. W. and Mansfield, J. R. Placebo Controlled, Blind Study of Dietary Manipulation Therapy in Rheumatoid Arthritis, Lancet. Feb 1986;8475(1):236_238
[41] Powers, L. Sensitivity: You React to What You Eat. Los Angeles Times. (Feb. 12, 1985). Cheng, J., et al. Preliminary Clinical Study on the Correlation Between Allergic Rhinitis and Food Factors. Lin Chuang Er Bi Yan Hou Ke Za Zhi Aug 2002;16(8):393-396
[42] Erlander, S. The Cause and Cure of Multiple Sclerosis, The Disease to End Disease." Mar 3, 1979;1(3):59_63
[43] Crook, W. J. The Yeast Connection. (TN:Professional Books, 1984)
[44] Heaton, K. The Sweet Road to Gallstones. British Medical Journal. Apr 14, 1984; 288:00:00 1103_1104. Misciagna, G., et al. American Journal of Clinical Nutrition. 1999;69:120-126
[45] Cleave, T. The Saccharine Disease. (New Canaan, CT: Keats Publishing, 1974)
[46] Ibid
[47] Cleave, T. and Campbell, G. (Bristol, England:Diabetes, Coronary Thrombosis and the Saccharine Disease: John Wright and Sons, 1960)
[48] Behall, K. Influ ence of Estrogen Content of Oral Contraceptives and Consumption of Sucrose on Blood Parameters. Disease Abstracts International. 1982;431437
[49] Tjäderhane, L. and Larmas, M. A High Sucrose Diet Decreases the Mechanical Strength of Bones in Growing Rats. Journal of Nutrition. 1998:128:1807_1810
[50] Beck, Nielsen H., Pedersen O., and Schwartz S. Effects of Diet on the Cellular Insulin Binding and the Insulin Sensitivity in Young Healthy Subjects. Diabetes. 1978;15:289_296
[51] Sucrose Induces Diabetes in Cat. Federal Protocol. 1974;6(97). diabetes
[52] Reiser, S., et al. Effects of Sugars on Indices on Glucose Tolerance in Humans. American Journal of Clinical Nutrition. 1986;43:151-159
[53] Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism. Aug 2000
[54] Hodges, R., and Rebello, T. Carbohydrates and Blood Pressure. Annals of Internal Medicine. 1983:98:838_841
[55] Behar, D., et al. Sugar Challenge Testing with Children Considered Behaviorally Sugar Reactive. Nutritional Behavior. 1984;1:277_288
[56] Furth, A. and Harding, J. Why Sugar Is Bad For You. New Scientist. Sep 23, 1989;44
[57] Simmons, J. Is The Sand of Time Sugar? LONGEVITY. June 1990:00:00 49_53
[58] Appleton, N. New York: LICK THE SUGAR HABIT. Avery Penguin Putnam:1988. allergies
[59] Cleave, T. The Saccharine Disease: (New Canaan Ct: Keats Publishing, Inc., 1974).131
[60] Ibid. 132
[61] Pamplona, R., et al. Mechanisms of Glycation in Atherogenesis. Medical Hypotheses . 1990:00:00 174_181
[62] Vaccaro O., Ruth, K. J. and Stamler J. Relationship of Postload Plasma Glucose to Mortality with 19 yr Follow up. Diabetes Care. Oct 15,1992;10:328_334. Tominaga, M., et al, Impaired Glucose Tolerance Is a Risk Factor for Cardiovascular Disease, but Not Fasting Glucose. Diabetes Care. 1999:2(6):920-924
[63] Lee, A. T. and Cerami, A. Modifications of Proteins and Nucleic Acids by Reducing Sugars: Possible Role in Aging. Handbook of the Biology of Aging. (New York: Academic Press, 1990)
[64] Monnier, V. M. Nonenzymatic Glycosylation, the Maillard Reaction and the Aging Process. Journal of Gerontology 1990:45(4):105_110
[65] Cerami, A., Vlassara, H., and Brownlee, M. Glucose and Aging. Scientific American. May 1987:00:00 90
[66] Dyer, D. G., et al. Accumulation of Maillard Reaction Products in Skin Collagen in Diabetes and Aging. Journal of Clinical Investigation. 1993:93(6):421_22
[67] Veromann, S.et al."Dietary Sugar and Salt Represent Real Risk Factors for Cataract Development." Ophthalmologica. 2003 Jul-Aug;217(4):302-307
[68] Goulart, F. S. Are You Sugar Smart? American Fitness. March_April 1991:00:00 34_38. Milwakuee, WI
[69] Monnier, V. M. Nonenzymatic Glycosylation, the Maillard Reaction and the Aging Process. Journal of Gerontology. 1990:45(4):105_110
[70] Ceriello, A. Oxidative Stress and Glycemic Regulation. Metabolism. Feb 2000;49(2 Suppl 1):27­29
[71] Appleton, Nancy. New York; Lick the Sugar Habit. Avery Penguin Putnam, 1988 enzymes
[72] Hellenbrand, W. Diet and Parkinson’s Disease. A Possible Role for the Past Intake of Specific Nutrients. Results from a Self-administered Food-frequency Questionnaire in a Case-control Study. Neurology. Sep 1996;47(3):644-650
[73] Goulart, F. S. Are You Sugar Smart? American Fitness. March_April 1991:00:00 34_38
[74] Ibid.
[75] Yudkin, J., Kang, S. and Bruckdorfer, K. Effects of High Dietary Sugar. British Journal of Medicine. Nov 22, 1980;1396
[76] Blacklock, N. J., Sucrose and Idiopathic Renal Stone. Nutrition and Health. 1987;5(1-2):9­Curhan, G., et al. Beverage Use and Risk for Kidney Stones in Women. Annals of Internal Medicine. 1998:28:534-340
[77] Goulart, F. S. Are You Sugar Smart? American Fitness. March_April 1991:00:00 34_38. Milwakuee, WI
[78] Ibid. fluid retention
[79] Ibid. bowel movement
[80] Ibid. compromise the lining of the capillaries
[81] Nash, J. Health Contenders. Essence. Jan 1992; 23:00 79_81
[82] Grand, E. Food Allergies and Migraine.Lancet. 1979:1:955_959
[83] Schauss, A. Diet, Crime and Delinquency. (Berkley Ca; Parker House, 1981)
[84] Molteni, R, et al. A High-fat, Refined Sugar Diet Reduces Hippocampal Brain-derived Neurotrophic Factor, Neuronal Plasticity, and Learning. NeuroScience. 2002;112(4):803-814
[85] Christensen, L. The Role of Caffeine and Sugar in Depression. Nutrition Report. Mar 1991;9(3):17-24
[86] Ibid,44
[87] Yudkin, J. Sweet and Dangerous.(New York:Bantam Books,1974) 129
[88] Frey, J. Is There Sugar in the Alzheimer’s Disease? Annales De Biologie Clinique. 2001; 59 (3):253-257
[89] Yudkin, J. Metabolic Changes Induced by Sugar in Relation to Coronary Heart Disease and Diabetes. Nutrition and Health. 1987;5(1-2):5-8
[90] Yudkin, J and Eisa, O. Dietary Sucrose and Oestradiol Concentration in Young Men. Annals of Nutrition and Metabolism. 1988:32(2):53-55
[91] The Edell Health Letter. Sept 1991;7:1
[92] Gardner, L. and Reiser, S. Effects of Dietary Carbohydrate on Fasting Levels of Human Growth Hormone and Cortisol. Proceedings of the Society for Experimental Biology and Medicine. 1982;169:36_40
[93] Journal of Advanced Medicine. 1994;7(1):51-58
[94] Ceriello, A. Oxidative Stress and Glycemic Regulation. Metabolism. Feb 2000;49(2 Suppl 1):27­29
[95] Postgraduate Medicine.Sept 1969:45:602-07
[96] Lenders, C. M. Gestational Age and Infant Size at Birth Are Associated with Dietary Intake among Pregnant Adolescents. Journal of Nutrition. Jun 1997;1113-1117
[97] Ibid.
[98] Sugar, White Flour Withdrawal Produces Chemical Response. The Addiction Letter. Jul 1992:04:00 Colantuoni, C., et al. Evidence That Intermittent, Excessive Sugar Intake Causes Endogenous Opioid Dependence. Obes Res. Jun 2002 ;10(6):478-488. Annual Meeting of the American Psychological Society, Toronto, June 17, 2001
[99] Ibid.
[100] Sunehag, A. L., et al. Gluconeogenesis in Very Low Birth Weight Infants Receiving Total Parenteral Nutrition Diabetes. 1999 ;48 7991_800
[101] Christensen L., et al. Impact of A Dietary Change on Emotional Distress. Journal of Abnormal Psychology.1985;94(4):565_79
[102] Nutrition Health Review. Fall 85 changes sugar into fat faster than fat
[103] Ludwig, D. S., et al. High Glycemic Index Foods, Overeating and Obesity. Pediatrics. March 1999;103(3):26-32
[104] Pediatrics Research. 1995;38(4):539-542. Berdonces, J. L. Attention Deficit and Infantile Hyperactivity. Rev Enferm. Jan 2001;4(1)11-4
[105] Blacklock, N. J. Sucrose and Idiopathic Renal Stone. Nutrition Health. 1987;5(1 & 2):9­
[106] Lechin, F., et al. Effects of an Oral Glucose Load on Plasma Neurotransmitters in Humans. Neurophychobiology. 1992;26(1-2):4-11
[107] Fields, M. Journal of the American College of Nutrition. Aug 1998;17(4):317_321
[108] Arieff, A. I. Veterans Administration Medical Center in San Francisco. San Jose Mercury; June 12/86. IVs of sugar water can cut off oxygen to the brain
[109] Sandler, Benjamin P. Diet Prevents Polio. Milwakuee, WI,:The Lee Foundation for for Nutritional Research, 1951
[110] Murphy, Patricia. The Role of Sugar in Epileptic Seizures. Townsend Letter for Doctors and Patients. May, 2001 Murphy Is Editor of Epilepsy Wellness Newsletter, 1462 West 5th Ave., Eugene, Oregon 97402
[111] Stern, N. & Tuck, M. Pathogenesis of Hypertension in Diabetes Mellitus. Diabetes Mellitus, a Fundamental and Clinical Test. 2nd Edition, (PhiladelphiA; A:Lippincott Williams & Wilkins, 2000)943-957
[112] Christansen, D. Critical Care: Sugar Limit Saves Lives. Science News. June 30, 2001; 159:404
[113] Donnini, D. et al. Glucose May Induce Cell Death through a Free Radical-mediated Mechanism.Biochem Biohhys Res Commun. Feb 15, 1996:219(2):412-417
[114] Schoenthaler, S. The Los Angeles Probation Department Diet-Behavior Program: Am Empirical Analysis of Six Institutional Settings. Int J Biosocial Res 5(2):88-89
[115] Gluconeogenesis in Very Low Birth Weight Infants Receiving Total Parenteral Nutrition. Diabetes. 1999 Apr;48(4):791-800
[116] Glinsmann, W., et al. Evaluation of Health Aspects of Sugar Contained in Carbohydrate Sweeteners." FDA Report of Sugars Task Force -1986 39 123 
Yudkin, J. and Eisa, O. Dietary Sucrose and Oestradiol Concentration in Young Men. Annals of Nutrition and Metabolism. 1988;32(2):53-5
Descargo de responsabilidad

La información suministrada que contiene esta nota no debe utilizarse en lugar de una consulta con un médico competente o profesional de la nutrición.

Fuente: Come Salud-Terapia Clark.es 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...