miércoles, 29 de mayo de 2013

ESPECIALES: CAMINO AL GOLEM, EN USA YA NACIERON BEBÉS TRANSGÉNICOS

















Se reveló días atrás que han sido creados los primeros seres humanos genéticamente modificados. La revelación de que 30 bebés sanos nacieron después de una serie de experimentos en los Estados Unidos provocó otro fuerte debate acerca de la ética. Hasta el momento, se ha comprobado que dos de los bebés contienen genes de tres “padres” distintos.

Quince niños genéticamente modificados han nacido en los últimos tres años como resultado de un programa experimental en el Instituto de Medicina Reproductiva y Ciencia de San Bernabé, en Nueva Jersey, USA. Los bebés nacieron de mujeres que tenían problemas para concebir. Los genes extra de una donante femenina se insertaron en sus huevos antes de que fueran fertilizados, en un intento para que lograsen concebir.  Pruebas de huellas genéticas digitales efectuadas en dos niños de un año de edad confirman que han heredado el ADN de tres adultos – dos mujeres y un hombre.  El hecho que estos niños hayan heredado genes extra, y los han incorporado a su “línea germinal” significa que, a su vez, tienen la capacidad de transmitirlas a sus propios hijos.  La alteración de la línea germinal humana – de hecho, retocar la estructura de nuestra especie – es una técnica rechazada por la inmensa mayoría de los científicos del mundo.  Los genetistas temen que un día, este método podría ser utilizado para crear nuevas razas de humanos con deseadas características extras. Escribiendo en la revista Human Reproduction, los investigadores, dirigidos por el pionero en fertilidad, el Profesor Jacques Cohen, dice que este “es el primer caso de la modificación genética germinal humana que resulta en niños normales y sanos”.  Algunos expertos criticaron severamente los experimentos. Lord Winston, del Hospital Hammersmith en el oeste de Londres, dijo a la BBC: “En cuanto al tratamiento de la infertilidad, no hay evidencia que esta técnica valga la pena (hacerla). . . Estoy muy sorprendido  que incluso se llevó a cabo en esta etapa. Sin duda, no se permitirá en Gran Bretaña.”  John Smeaton, director nacional de la Sociedad para la Protección de los Niños no Nacidos, dijo: “Uno tiene gran simpatía por las parejas que sufren problemas de infertilidad. Pero esto parece ser un ejemplo más del hecho  que el proceso de la fecundación in vitro, como un medio de concebir, encamina que se considere a los bebes como objetos en una línea de producción.” “Es un paso que va más allá para la humanidad, además de ser algo muy preocupante, que va por el camino equivocado.”

El profesor Cohen y sus colegas diagnosticaron que las mujeres eran infértiles porque tenían defectos en las estructuras diminutas de sus óvulos, llamados mitocondrias.  Ellos tomaron óvulos de donantes y, con una aguja fina, aspiraron parte del material interno – que contiene mitocondrias “saludables” – y lo inyectaron en los óvulos de las mujeres que querían concebir.
Debido a que la mitocondria contiene genes, los bebés que resultaron del tratamiento han heredado el ADN de las dos mujeres. Estos genes ahora se pueden pasar por la línea germinal a lo largo de la línea materna.  Un portavoz de la Autoridad de Fertilización Humana y Embriología (HFEA por sus siglas en ingles), que regula la tecnología de “reproducción asistida” en Gran Bretaña, dijo que no autorizaría la técnica aquí porque se trataba de modificar la línea germinal.  Jacques Cohen es considerado como un científico  controvertido que ha empujado los límites de las tecnologías de reproducción asistida. Desarrolló una técnica que permite a los hombres infértiles a tener sus propios hijos, mediante la inyección de ADN de esperma directamente al óvulo en el laboratorio.  Antes de esto, sólo las mujeres infértiles eran capaces de concebir mediante fertilización in vitro. El año pasado, el profesor Cohen dijo que su experiencia le permitiría clonar niños – una perspectiva tratada con horror por la comunidad científica dominante.  

Fte: Urgente24

PERO ¿QUE ES UN GOLEM?

Sobre el significado de “golem” en nuestra edición Nº 111 titulada: “Perversas teorías de género, se viene el “Vatayón Trolebus”: otorgan seguro de desempleo a travestis y a trans ya habíamos adelantado sobre el siniestro grado de perversidad de la obra de la “feminista” Donnna Haraway: “Testigo Modesto Segundo Milenio: Hombre Hembra Conoce Oncoratón- Feminismo y tecnociencia” , allí, la autora hacía  referencia al “ciber humano” diseñado genéticamente y potenciado tecnológicamente, en el texto expresaba:  “La novela explora los diferentes tipos de fronteras puestas en duda cuando un /golem/ del siglo diecisiete en el /guetto/ de Praga, y un /cyborg/ del siglo veintiuno en una ciudad judía de Estados Unidos, cobran vida de manera blasfema para defender a sus comunidades en peligro (…) Vivimos en las montañas; dentro de ellas en realidad. Somos una comunidad unida de las descendientes de supervivientes israelíes y palestinas. Cada una conserva su religión, y acata las fiestas y días de ayuno de todas. No tenemos hombres. Clonamos y diseñamos genes. Después del nacimiento pasamos por alteraciones adicionales. Nos hemos creado a nosotras mismas para perdurar, para sobrevivir, para conservar nuestra tierra. Pronto comenzaremos a reconstruir Jerusalem...”

Pero veamos que dice sobre ello el portal del lobby sionista Wikipedia: “El Golem recoge una antigua leyenda relacionada con el gran rabí Loew de Praga (1512-1609) y con imágenes vigorosas evoca los misterios del gueto de Praga. El Golem es una figura de arcilla animada por obra de la cábala, para defender a los judíos, pero que se escapa fácilmente del control y provoca catástrofes, el Golem personifica a los autómatas humanos, que crean la sociedad moderna.” (1)

Se podría por ello concluír que el pensamiento racionalista que aquí se expone es donde el  Demiurgo se esfuerza por crear algo propio. Compréndase el término Demiurgo, según la filosofía gnóstica, a la entidad creadora e impulsora del universo, también considerada un semidiós creador del Mundo en la filosofía de Platón y en la gnosis de muchos otros filósofos de la metafísica. Es decir, el “Golem” es lisa y llanamente una imitación deformada. En la mitología antigua se refiere textualmente a una invención puramente racional y mecánica, el "arma definitiva", que se venía preparando por edades, un robot, un muñeco articulado. La Biblia se refiere a ciertos seres extraños, que llama Sheidim, mezcla de hombre y animal. Las tradiciones y leyendas de muchos pueblos hablan de seres artificiales, malignos y corrompidos. Los araucanos relatan que los magos negros, unos seres de sangre impura, que llaman Calcus, han inventado una criatura artificial, Huitralalhue, a quien mandan a cumplir males a distancia. En el zoroastrismo iranio serán los asuras (a = sin; sura = Dios), son entes no humanos, que en nada se parecen a los que han caído prisioneros del Demiurgo. Los sucesos en el Universo acontecen de un modo opuesto a como la ciencia “oficial” del Lobby en especial su psicoanálisis, quieren hacernos creer. El Golem es un instrumento robótico, dotado de mente racional, como su creador, y compuesto de elementos dispares, extraños; una copia aberrante efectuada sobre la figura de otro ser superior. Se ha sobrepuesto allí una criatura monstruosa, con rasgos de animales totémicos —el Sheidim bíblico—
De semejante manera el Rabí Low inventa el Golem, en Praga, un muñeco mecánico, de artificio, imitado del hombre y al que da vida usando una fórmula de la Kabbalah. Lo envía a cumplir tareas a distancia. Es una máquina, el primer robot de Praga, adentro no tiene nada, quizá sólo un mecanismo de relojería. Así deberá ser, tiene la forma de hombre, pero adentro será un reptil, un animal, como en esas películas de ciencia ficción sobre los extraterrestres. Se le ha revestido con piel humana y vísceras de seres muertos, como a la creación del doctor Frankenstein. Es una máquina cibernética, un mecanismo robótico conectado a una gran pila, o fuente energética, que él mismo ayuda a alimentar, y que ha llamado Yahvé, otro monstruo cibernético, otra máquina. El gran error que cometen los humanos y también los guerreros de esta Guerra Sacra, es pensar que se enfrentan a un semejante. No es así, porque luchan con una invención mecánica, un robot genético; monstruo sin alma, sin vida propia. El sistema utiliza el cine de “ciencia ficción” y fomenta películas como la leyenda de Drácula en donde gozan mostrándose a ellos mismos en su más secreta realidad; en su orgullo y soberbia sin límites, en su total desprecio por los humanos.
El cuento de Drácula nos revela la realidad más oculta de estos seres no-humanos. Drácula es la autobiografía del golem. Para su supervivencia vampírica deberá chupar la sangre humana logrando así prolongar indefinidamente su existencia de Zombi, absorbiendo su mágica sustancia. Esta es la verdad de los crímenes rituales que se halla comprobada históricamente. Quienes creen encontrarse frente a un ser como el resto de los humanos jamás podrán comprenderlos ni creerlos.

El "repliegue cibernético", sólo copia, plagia, teniendo que valerse del Hombre-Divino, del Héroe; doblemente, como creador y como alimento. No puede ir sin él, de modo que si le destruyera totalmente, él mismo desaparecería. Sólo debe esclavizarle, mantenerle a su servicio, al mismo tiempo que bebe su sangre. Por esto estará siempre expuesto al peligro dramático de que un día su víctima despierte. Por eso los sacrificios sangrientos, las masacres y las guerras, se las brinda al creador Yahvé, como homenaje al Amo y se guarda para sí la ciencia oscura  que le permite mantener una apariencia de sangre verdadera en sus venas cibernéticas. Del mismo modo a como el combustible es necesario para que un motor marche, la sangre es para el Golem.  El drama del “Lobby” puede sintetizarse en una palabra: MENTIRA. Todo es falso. Sólo mintiendo podrá hacer perdurar ese gran engaño, su falsificación, su corrupción. "La verdad para ellos es la mentira orgánica".
Los rabinos, esos dráculas satánicos, deberán mantener el más férreo control sobre su pueblo de robots genéticos, en sus sinagogas y kahales, graduando la mezcla gregaria de las sangres a objeto de que la absorción de sangre no supere el porcentaje permitido, por temor a desjudaizar al judío, aniquilando así el continuo impuro, con el riesgo arquetípico de que el Golem se vuelva contra su constructor, Yahvé  y se puedan destruír ambos, como en la historia del Rabí Low y también de Frankenstein cuando muere, desaparece totalmente, nada queda de él, se inutiliza para siempre, como un montón de fierros viejos herrumbrados, como el Golem, como Drácula, (2) al ser atravesado su corazón mecánico por una estaca de una rama de Encina. Y esto lo saben ellos, en su pensamiento racionalista no caben la supervivencia personal ni la concepción de la materia sutilizada, que es el alma, ni la inmortalización del espíritu,  y es por esto que lucha "programadamente", desesperadamente, por la conquista y dominio del mundo material, para llegar a ser su amo absoluto. Nada más que este mundo podrá poseer, aun cuando tampoco lo logrará en definitiva; porque también este mundo se espiritualizará sincronísticamente con el triunfo del Héroe. Ya se ha espiritualizado, aun cuando el mismo mundo no lo sepa.
Un escritor de origen judío, al que se ha llamado "padre de la cibernética", Norbert Wiener, escribió un libro titulado "God, Golem and Company" ("Dios, el Golem y Compañía"). Insinúa que el hombre fue un robot de Dios que se volvió contra su creador y lo aniquiló. Igual pasaría con los hombres, destruídos al final por sus máquinas.

Entre las hormigas, entre las termitas, la inteligencia e iniciativa individual es un crimen que se paga con la destrucción inmediata. En las sociedades colectivistas marxistas se intentó alcanzar el mismo estadio. Mas, el experimento marxista ya no es necesario para sus creadores. El burdo experimento marxista de la Rusia sovietizada ha venido a perfeccionarse en el más sutil control liberal-capitalista, con la cibernética, los computadores y los cerebros electrónicos, lográndose en forma mucho más sofisticada el mismo fin del marxismo, sin resistencia y sin casi ser notado. Es así que es posible que el socialismo marxista-leninista desaparezca por completo, o bien se lo deje únicamente para aquellas regiones subdesarrolladas del llamado "Tercer Mundo", incluída América Central y del Sur, donde los esclavos no tendrán escapatoria por ningún lado. El marxismo soviético ha entrado hoy en un período de adaptación y endulzamiento a objeto de hacerlo más aceptable en estas zonas, que ya han sido consideradas, en jerga militar, como "áreas de abastecimiento y acarreo", productoras de materias primas y mano de obra barata.

Todas las organizaciones de tipo "mundialista", nacidas tras la primera y segunda guerras mundiales, que fueron guerras sionistas, están destinadas al fin expuesto. La Sociedad de las Naciones, las Naciones Unidas, la Conferencia de Bretton Woods, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, los Bancos Centrales, la entera economía mundial, las transferencias electrónicas de fondos, el gran computador existente en Luxemburgo, destinado al control de estas operaciones planetarias, conjuntamente con los sujetos que lo hacen posible, las crisis financieras mundiales, el reemplazo del dinero papel y de plástico (tarjetas de crédito) por el dinero electrónico, la capacidad de consumo señalada por signos eléctricos, por el "código de barras", que a su vez será reemplazado por el tatuaje con láser, se dirigen a implantar la sociedad de las hormigas, fin último demiúrgico, su "alimento" ideal. La próxima crisis mundial financiera debería estar destinada a la liquidación del dólar y, con él, del "dinero-papel" y su reemplazo por otro símbolo del poder, de distribución del consumo, controlado y racionado por algún cerebro electrónico, el verdadero Mesías.
Al igual que el psicoanálisis, la economía como ciencia no ha existido jamás, siendo una invención, un arma del poder mundial. Lo que existe solamente son la voluntad y la fe del hombre capaz de proyectarlas. Todo lo otro es engaño. Lo único que cuenta es el hombre y su trabajo creador.
Como  conclusión,  no se puede llevar adelante tan enorme conspiración sin la colaboración de los traidores, ya sea que la logre voluntariamente o por la fuerza, por el "miedo a la miseria",      obligándoles a colaborar en sus planes de dominación mundial. La fabricación del Golem tendría esa finalidad, que hoy amplían con sus robots y sus "ordenadores" electrónicos que van restando toda iniciativa y capacidad individual inteligente a los humanos. Desde los años veinte vienen trabajando con una máquina infernal, perfeccionándola (algo de esto pudo verse también en el film "Metrópolis", donde se inventa un robot, un Doppelgänger de un ser humano, además de la televisión) con la utilización de partículas subatómicas, rayos "psicotrónicos" de ondas psíquicas, electromagnéticas, como la luz y las microondas, destinadas a interferir o insertarse en la actividad cerebral, cambiándola. Se podría "leer los pensamientos" y también actuar sobre la mente-cerebro, dando una "orden", semejante a como el cerebro comanda a los órganos físicos, sin que nosotros seamos conscientes de estos estímulos. Podríase ahora imaginar que esta "máquina" dirige sus rayos en una frecuencia individual, en combinación con las claves existentes en los códigos de rayas de las tarjetas de crédito y las claves de las modernas cédulas de identidad, con el empadronamiento electrónico y hasta con el código genético del individuo, o de todo un pueblo, que se pretende manipular. Del mismo modo a cómo un órgano obedece al cerebro, así el cerebro obedece a estos rayos, magnetizado, hipnotizado por una voluntad mecánica, sin dejar huellas ni darse cuenta de lo que sucede. La primera señal perceptible podría ser una leve sensación de mareo y de sueño; luego la víctima dejará de notar algo más, perdiendo poco a poco su claridad e independencia, sin ser consciente de que no es ya dueño de sus pensamientos ni de sus actos. Los pensamientos le son extraídos, procesados y vueltos a colocar en su cerebro. El los "pensará" como propios, creyendo que los produce; pero son pensamientos que han sido tergiversados y se hallan dirigidos desde afuera, pensados por otro... por su Enemigo. Es de este modo como se han conseguido las declaraciones de culpabilidad de los “enemigos” del sistema. Esos rayos también pueden ocasionar la enfermedad y la muerte, sin que el crimen llegue a descubrirse.  A nivel colectivo, los efectos de esos rayos son también letales, combinándose con los "mensajes subliminales" de la televisión, la propaganda interesada y las drogas que facilitan el empleo de la sugestión en la psiquis de las multitudes y que son introducidas en las bebidas y en la farmacopea, que el sistema controla mundialmente; hasta en los alimentos.
La pérdida de la guerra en Vietnam, derrumbándose ese enorme poder en sólo dos semanas; el caso de Watergate; la caída del Sha de Persia; la increíble guerra entre Irán e Iraq; la salida de Marcos, en las Filipinas, y lo que que sucedió en la Rusia Soviética y países del Este europeo, son demostraciones del trabajo de esa "Máquina" de partículas subatómicas, de Rayos "T" de los que habló en innumerables trabajos científicos el extraordinario inventor de origen austrohúngaro, Nikola Tesla, trabajos que son ocultados hasta el día de hoy por el poder mundial. La "Máquina" se llamaría Takion, por los rayos "T", de partículas subatómicas que proyecta y por el nombre de su descubridor, Nikola Tesla. Ella se está usando hoy de modo permanente, realizando trabajados de hipnotización, insertando en la sociedad las mentiras que ya no se pueden discutir, dándolas  por un hecho, aunque se pruebe lo contrario.
Partículas aún más veloces que la luz, he aquí la corrupción de la ciencia quántica, descubierta por verdaderos genios gentiles  y satanizada por el sistema sionista.
Inventaron una "Máquina" diabólica. Sin las máquinas, “ellos”, no irán a ninguna parte. Y con ellas, tampoco.

        (2) Drácula es una novela publicada en 1897 por Abraham "Bram" Stoker, hijo de Abraham Stoker y la feminista Charlotte Mathilda Blake Thornley. En 1746 el abad francés, erudito en arqueología y teología, Dom Agustín Calmet, publicó un texto titulado “Dissertation sur les apparitions des esprits et sur les vampires et revenants” (Tratado acerca de las apariciones de espíritus, vampiros y revinientes). Calmet era un teólogo muy respetado de su época y en su escrito incluyó testimonios médicos sobre la exhumación de infinidad de cadáveres incorruptos en los países que formaban la región de Transilvania. Así mismo, la obra hacía referencia a relatos de autores que gozaban de gran credibilidad como El Marqués d’Argens, en cuyas Cartas judías (1738) habla del combate a una epidemia de vampirismo ocurrida en Kisilova, aldea próxima a Belgrado: “Se abren las tumbas y cuando se llegó a la del anciano, lo encontraron con los ojos abiertos, la piel bermeja, la respiración natural, aunque inmóvil como muerto; de lo que se concluyó que era un vampiro. El verdugo le atravesó el corazón con una estaca. Se levantó una hoguera y redujeron el cadáver a cenizas”. En esta descripción del Marqués d’Argens podemos notar el método y el arma que el escritor plasmó en Drácula. La estaca y la quema del cuerpo son vitales para acabar con el vampiro de Stoker
 Miguel Serrano

NOTA RELACIONADA


INFORME ESPECIAL: LA MUTACIÓN GENÉTICA DE ANGELINA JOLIE Y LAS PATENTES DE GENES HUMANOS


No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...