sábado, 26 de enero de 2013

¿PORQUÉ HACE FALTA UN VECINALISMO?: POLÍTICOS FANTOCHES

Por Eduardo Cobo

                                                







Cada día que pasa me convenzo más de la necesidad imperiosa de crear un vecinalismo, para poder aislarnos de los vernáculos políticos, oportunistas, corruptos y lacayos de los padrinos que los sostienen. Todos, del partido que sean, tienen la misma escuela. Lectura preferida: “Robo para la Corona”, comida preferida: “revuelto” Gramajo, postre preferido: “panqueque”. Vicio excluyente: “el 69”. No hay uno solo que cumpla. Si están en el poder, con los deberes de funcionario (lo cual es delito) y nadie se anima a denunciar…por si acaso, vió?. Si están en el llano: con las promesas electorales, de campaña y de plataforma (no solo es desleal, sino que casi nadie se salva). Automáticamente se agrupan (por aquello del Gramajo), aunque se saquen “chispas” en polémicas mediáticas, en tortuosas internas y al final, con el único fin de obtener los votos “nesarios” se juntan el agua con el aceite y terminan en poco tiempo como “la Alianza” (el mencionado 69). En nuestra ciudad reina la caradurez y todos le escapan al bulto. Ninguno de los que tienen mandato o los que aspiran a tenerlo, se ocupan del vecino y sus necesidades. Solo les preocupa COMO SALDRÁN EN LAS ELECCIOINES. Comentan en todos los medios sobre como “negocian con el diputado fulano o el senador mengano, como si esos atorrantes nos pudieran convencer que debemos votarlos. Luego están las internas y las agrupaciones. Todas son “las mejores” y “las genuinas”. Uno es de la “Juan Hipólito” y lo banca el Gobernador. El otro tiene la “chapa” de la “López Rega” auténtica, y denuncia a fulanito que trajo “la trucha”. ¿Pensarán que estas cucardas hacen que la gente los prefiera?. Luego están los prepotentes: “Escuadrón militante”, “Kretina”, etc…
Pero es en el trazo fino donde debemos abrir bien los ojos y tomar debida nota de lo que sucede en Villa Gesell. En mi caso personal, no creo en ningún político que se ande candidateando, pues todos en alguna medida “ya estuvieron en el poder” y su gestión fue nefasta….salvo muy pocas y honrosas excepciones.
En estas horas estamos frente a un hecho triste y lamentable que pinta de cuerpo entero a la oposición “legislativa”. Soy consciente que entre ellos y en los que piensan como yo, hay algunos puntos de confluencia. Tal vez el más importante es la misión insoslayable de poder ajusticiar a los ladrones que nos están “gobernando” y robando, no solo el patrimonio, sino la dignidad, la historia y la esperanza…sin contar que destruyeron nuestra identidad e idiosincrasia.
Por lo demás, siempre sopa. “Que no vamos a dar quórum y al final se lo damos”. “Los empleados municipales siempre son los más mal pagos…ninguno hizo ni hará nada por ellos, pero seguramente en las próximas elecciones los visitarán para que los apoyen con el voto: PARA QUE TODO CAMBIE”. No veo “juicios” por los robos de arena, por malversación de fondos, por la inconstitucionalidad de las tasas, por el valor del boleto del colectivo, por el presidente del HCD que estaría inhibido para ocupar ese cargo y efectuar los correspondientes pagos a su padre el empresario gastronómico. Y así con todos los ítems que a usted, amigo lector,  se le ocurra. Pero en estas horas he vivido personalmente uno de los peores atropellos morales de mi existencia. Me refiero al sonado caso de las “garitas asesinas”. Afortunadamente “todo sirve” y de las cosas negativas se aprende y mucho para afirmar las positivas. Me gustaría que alguien me explique, porque parodiaron tanto con el tema en cuestión. Porque dejaron que se “incinere” una buena Concejal como Irene Frick. Se me antoja que al finalizar su mandato ocuparán su banca con alguno de su “palo”, dando por concluido ese “Gramajo” eventual. Dejaron que se inmole presentando con serias anomalías su Amparo. Luego dejaron que el tiempo pase sin presentar el Recurso definitivo para concluir con esa desidia asesina del ernetismo. A mí se me antoja que lo han hecho adrede, pues si se siguen cayendo recogerían el “descrédito” del oficialismo y así cosecharían más votos para sí. De llegar a ser cierta mi hipótesis, estaríamos ante un hecho tan o más aberrante que el propio generado por el gobierno en cuanto al desastre ocasionado, al inescrupuloso manejo de los fondos utilizados y no hacer la correspondiente denuncia penal a todos los implicados en esa terrible maniobra; ya sea a los “cráneos arquitectos de la gestión, al Secretario de gobierno, al Intendente y al panqueque fabulador del otro Tavarone: el inefable “Yeye”, otrora acérrimo opositor al “Oso”. No han podido soportar el éxito judicial de la institución que presido, el CEODECO, y en minutos, luego de nuestra presentación con resultado favorable, salieron a todos los medios a confundir y tratar de licuar nuestro triunfo y adjudicárselo ellos. Fue lamentable escuchar al firmante del Amparo idéntico al nuestro pero presentado un día después, es decir, al del Concejal Piacentini expresando: “el nuestro es más amplio”, cuando en realidad no había leído el recurso presentado por el Ceodeco pues estos, no difieren en un punto ni en una coma, ya que el abogado patrocinante es el mismo y los datos técnicos y pruebas documentales son idénticas;  las garitas son exactamente las mismas y las fallas que muestran también, como los lamentables sucesos que se ocasionaron. Más infausta y temeraria fue la manifestación radial del presidente del Bloque UCR, el señor Salas: “Hemos presentado dos amparos EN CONJUNTO, uno por intermedio del Ceodeco y otro por el bloque, en la persona de Piacentini”. Respuesta tan burda como lamentable e irresponsable. Primero porque no hay NADA EN CONJUNTO. Ese concejal no forma parte del Ceodeco, como el Ceodeco nada tiene que ver con la UCR ni con cualquier otro partido político. Además se lo impide la ley, las ONG de Defensa al Consumidor tienen vedado participar en política partidaria. Además, si esa hipótesis fuera cierta, ¿para qué presentar un recurso exactamente igual al día siguiente y cuando el primero ya había logrado la medida cautelar? Verdaderamente un despropósito y una falta de respeto, no solo a mí y a la institución que presido, sino al damnificado, el señor Ramón Amarilla, a todos los vecinos, a nuestro visitantes y a lo que para un político orgánico se refiere: a su propios correligionarios. Por eso amigo lector y sobre todo si es geselino, tenga memoria de estos acontecimientos y cuando decida la continuidad o no de estos individuos…piense con la cabeza, nunca con el corazón. Tal vez si pone esto en práctica coincidiremos en que debemos decirle basta a estos personajes que representan “las viejas prácticas políticas” que tanto mal le han hecho y le siguen haciendo a nuestra patria, por ello es que debemos bregar por un vecinalismo donde todos, despojados de las directrices de los mafiosos que dirigen esas vetustas organizaciones políticas, podamos tener un lugar en el ámbito en el que se toman las decisiones fundamentales que velan por nuestros intereses y luchar de una vez por todas y para siempre, por el bien común que tanto necesitamos en la Villa, nuestro “lugar en el mundo”.                                                                               
                                                                                                                       

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...