viernes, 25 de enero de 2013

INFORME ESPECIAL- TRAGEDIA HUMANA POR ROUNDUP EN ARGENTINA- MONSANTO Y UE OCULTARON LA TOXICIDAD DEL GLIFOSATO

TUMORES MASIVOS EN RATAS ALIMENTADAS CON ALIMENTOS TRANSGÉNICOS O  GENÉTICAMENTE MODIFICADOS (OGM) 



















SOJA TRANSGÉNICA UNA SENTENCIA DE MUERTE PARA LOS SERES HUMANOS Y EL MEDIO AMBIENTE

TRAGEDIA HUMANA POR ROUNDUP EN ARGENTINA

Así obtuvo el gobierno pro sionista de los Kirchner la bonhomía económica de la Argentina. Hipotecando la vida de millones de argentinos, nuestra tierra y nuestros animales, herencia mafiosa de su antecesor Carlos Menem, quien fuera el introductor de este veneno gracias al cual el matrimonio Kirchner aumentara su producción y beneficios económicos en forma monstruosa. Este es el triste futuro que nos deparan las multinacionales sionistas. ¿Qué puede hacer Ud? en principio difundir este y otros informes con carácter de urgencia, asociarse o formar grupos que luchen contra el glifosato y los productos OGM, consumir productos de origen orgánico SIEMPRE, no comprar alimentos procesados, sean estos para humanos o para animales (perros y/o gatos, etc), beber agua con limón o jugos de fruta orgánicos. Nuestra única defensa está en nuestras manos, nuestros hijos esperan nuestra acción. Levántese, la resistencia está en la lucha!

Diez años de envenenamiento de soja GM y el glifosato han incrementado las tasas de cáncer y defectos de nacimiento. Por favor circule ampliamente y reporte

Argentina se ha convertido en un gigantesco experimento en el cultivo genéticamente modificado (GM) Roundup Ready (RR) de soja, diseñados para ser tolerantes al Roundup, de Monsanto formulación del herbicida glifosato. El gobierno argentino, deseoso de sacar al país de una profunda recesión económica en la década de 1990, reestructuró su economía en torno a la soja GM. Cultiva para la exportación, la mayor parte del cual se destina a la alimentación del ganado en Europa. En 2009, GM fueron sembrados   19 millones de hectáreas – de soja más de la mitad de la tierra cultivada de la Argentina - y rociaron con 200 millones de litros de herbicida glifosato [1]. La pulverización se lleva a cabo a menudo desde el aire, ocasionando problemas de la deriva.
En 2002, dos años después de las primeras cosechas grandes de la soja RR en el país, los residentes y los médicos de las zonas productoras de soja comenzaron a reportar efectos graves para la salud de las fumigaciones con glifosato, incluyendo altas tasas de defectos de nacimiento, así como infertilidad, abortos, nacidos muertos y cánceres [2]. Los efectos ambientales son criminales,  cultivos de alimentos, el ganado y los arroyos sembrados de peces muertos [2, 3].
Uno de los primeros médicos que  reportaron los problemas de las fumigaciones con glifosato de la soja transgénica fue el Dr. Darío Gianfelici, de Cerrito, Entre Ríos, Argentina. Según Gianfelici, hay dos niveles de efectos tóxicos del glifosato: efectos agudos, tales como vómitos, diarrea, problemas respiratorios y erupciones en la piel, y los efectos crónicos, que tienen 10-20 años en aparecer. Estos incluyen la infertilidad y el cáncer [4].
Gianfelici dice [4]: ​​"Nuestra ciudad experimentó cambios drásticos antes y después de la soja. He visto a gente morir de cáncer a los 30 años. He sido testigo de los problemas del embarazo y un incremento significativo en los problemas de fertilidad. He visto un aumento en las enfermedades respiratorias, como nunca se ha visto antes.”
"La soja GM ha sido una sentencia de muerte para las personas y para el medio ambiente. Ningún dinero puede compensar el daño que se ha causado -. La contaminación, las muertes, los casos de cáncer y malformaciones "

Los científicos corroboran los defectos de nacimiento  amenazados por la mafia organizada

Los informes de defectos de nacimiento en las zonas glifosato rociados en Argentina ganaron credibilidad científica en 2009, cuando el científico Prof. Andrés Carrasco hizo públicas sus conclusiones de la investigación, publicadas en su totalidad un año después [1], que el glifosato causa malformaciones en ranas y embriones de pollo a dosis mucho más bajas que las utilizadas en pulverización agrícola (ver [5] Laboratorio estudio establece Enlace glifosato a defectos de nacimiento, SiS 48). "Los hallazgos en el laboratorio son compatibles con malformaciones observadas en humanos expuestos a glifosato durante el embarazo", dijo Carrasco [6], "Sospecho que la clasificación de toxicidad del glifosato es demasiado baja ... en algunos casos esto puede ser un veneno poderoso. "
En una conferencia reciente, Carrasco, profesor y director del Laboratorio de Embriología Molecular de la Universidad de Buenos Aires Facultad de Medicina e investigador principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), dijo que el aborto involuntario es un resultado frecuente de malformaciones en embriones humanos . Dijo que no era raro que las mujeres en las regiones productoras de soja transgénica de la Argentina puedan tener ahora hasta cinco abortos involuntarios en una fila [7].
Los resultados de la investigación de Carrasco y sus colegas no fueron bien recibidos por algunos sectores del gobierno y la industria. Después de que él diera el anuncio, cuatro personas de la Asociación CASAFE (Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes, vea aquí quienes son los integrantes de esta entidad http://www.casafe.org/socios.php) fueron enviados a su laboratorio para presionarlo y decirle que estaba "seriamente reprendido" por Lino Barrañao, Ministro de  ciencia y  tecnología en Argentina [6].
Las cosas tomaron un giro violento en 2010, cuando una turba organizada de maleantes atacó a personas que se reunieron para oír hablar  a Carrasco en La Leonesa, un pueblo agrícola que se ha convertido en un centro de activismo contra la pulverización de productos agroquímicos de los cultivos de soja y arroz. Tres personas resultaron heridas de gravedad. Carrasco y un colega se encerraron en un coche y fueron rodeados por la gente con amenazas violentas y golpearon el coche durante dos horas [8]. Testigos dijeron que el ataque fue organizado por funcionarios locales y un productor local de arroz para proteger los intereses económicos detrás de la agroindustria local. Amnistía Internacional ha pedido una investigación.

Revolucionarias gobernantes sprays prohibición de agroquímicos

Con base en los hallazgos de Carrasco y otros informes de problemas de salud de la pulverización, las Asociación Abogados Ambientalistas de Argentina solicitó a la Corte Suprema de Argentina prohibir el uso de glifosato (ver [9] herbicida glifosato podría causar defectos de nacimiento , SiS 43). Pero es tal la dependencia de la Argentina en el modelo de agricultura transgénica de soja que Guillermo Cal, director ejecutivo de CASAFE, dijo [6] una prohibición significaría "no pudimos hacer agricultura en la Argentina". Además, el gobierno argentino con problemas de liquidez depende en gran medida de los aranceles aplicados a las exportaciones de soja y es protectora de la industria.
No se ha implementado todavía la no prohibición nacional de glifosato. Pero en marzo de 2010, apenas unos meses después de la publicación de los resultados de Carrasco, una demanda presentada en un tribunal regional por los residentes rociados resultó  prohibiendo la fumigación de agroquímicos cerca de las áreas pobladas de la provincia de Santa Fe [10]. El fallo en que se aplicó el principio de precaución  fue revolucionario  y revirtió la carga de la prueba [11]. Los residentes ya no tienen que demostrar que la pulverización de los productos agroquímicos causa daño, pero el gobierno y los productores de soja tienen que demostrar que es seguro.
Viviana Peralta, una ama de casa, instigó a la demanda. Ella y su familia fueron hospitalizados después de las fumigaciones cerca de su casa. Su bebé recién nacido se había vuelto azul y Peralta misma sufrió problemas respiratorios. Peralta dijo: "Cuando vi a mi hijo así, me dijo [11]:" Basta. Esto no puede seguir así. "

Informes de la Comisión Estatal defectos de nacimiento hasta cuatro veces en diez años

Poco después de la victoria judicial de los residentes, una comisión del gobierno de la provincia del Chaco informó que entre 2000 y 2009, la tasa de cáncer infantil se triplicó en La Leonesa y los defectos de nacimiento aumentó casi cuatro veces en toda la provincia [12]. Estos aumentos asombrosos en la enfermedad coincidieron con la expansión de la frontera agrícola en la provincia del Chaco y el consecuente aumento en el uso de agroquímicos. La comisión identificó el problema principal como el glifosato y otros agroquímicos aplicados a "los cultivos transgénicos, que requieren fumigación aérea y terrestre (polvo) con agroquímicos".
Un miembro de la comisión de Chaco, que no quiso ser identificado debido a las "enormes presiones" bajo las que se encontraba, dijo [13], "todos los que firmaron el informe tienen mucha experiencia en el objeto del tema de estudio, pero los plantadores del arroz y la soja  están fuertemente presionados por el gobierno. No sabemos cómo va a terminar, ya que hay muchos intereses en juego".
Defectos embrionarios en los niveles de exposición por debajo de lo legal
Hablando en una conferencia, Carrasco señaló con ironía que la gente de Argentina está sufriendo la producción de una mercancía (soja transgénica) con destino a Europa, que los consumidores europeos no quieren [7]. Europa importa alrededor de 38 millones de toneladas de soja al año [14], mucha de la cual es la soja GM rociados con glifosato. Debido a la resistencia del consumidor a GM, la mayor parte termina oculta en la alimentación animal.
Carrasco encontró malformaciones en embriones de pollo y rana inyectadas con 2,03 mg / kg de glifosato - casi diez veces menor que el límite máximo permitido de residuos (LMR) para el glifosato en la soja en la UE (20 mg / kg) [15]. Se ha encontrado que la  soja  contienen residuos de glifosato a niveles de hasta 17mg/kg [16].
Los defensores del glifosato pueden decir que estas cifras no muestran un riesgo para los consumidores, ya que los embriones están diseñados para mantener las toxinas. Sin embargo, los estudios muestran que los ingredientes añadidos (adyuvantes) en Roundup hacen que las membranas celulares sean más permeable al glifosato, aumentando su toxicidad a las células [17, 18].

Incluso sin soja, el glifosato está a nuestro alrededor. Aparte de su uso en la agricultura, el Roundup es comercializado a los jardineros de hogar como seguro para usar cerca de niños y mascotas. Se rocía en los patios escolares y arcenes de las autoridades locales. A pesar de dos sentencias judiciales obligando a Monsanto a retirar las demandas de publicidad que Roundup es biodegradable y respetuoso del medio ambiente, el mito de la seguridad de Roundup [19, 20].

Una larga lista de documentos de toxicidad del glifosato revisados ​​por colegas

En realidad, la investigación del equipo de Carrasco es el último de una larga lista de estudios revisados ​​por colegas que muestran los peligros para la salud y el medio ambiente frente a glifosato. Muchos de estos estudios se recogen en un nuevo informe co-escrito por nueve científicos internacionales [21], "¿la soja transgénica: Sustentable, Responsable?”. El informe cuestiona afirmaciones de sostenibilidad de la soja transgénica y el herbicida glifosato en la que se basa. Publicado por GLS Bank, Alemania y ARGE Gentechnik-frei, Asociación de la industria libre de transgénicos de Austria, el informe ha sido puesto en libertad junto con los poderosos testimonios de los argentinos afectados por las fumigaciones con glifosato por la soja transgénica [22].
Carrasco sigue siendo humilde acerca de su estudio, diciendo [11], "El origen de mi trabajo es mi contacto con las comunidades victimizadas por el uso de agroquímicos. Ellos son la prueba irrefutable de mi investigación."Así que la última palabra sobre la seguridad reclamada de glifosato y otros agroquímicos rociados sobre la soja GM tiene que ir a Peralta. Ella dijo [11]: "Yo no sé nada de química, no fui a la universidad, pero yo sé lo que mi familia ha sufrido. Para las personas que no están familiarizados con este modelo de agricultura, les digo: No confíes en estas empresas. Rechacen los agroquímicos. Haganlo por la vida de sus hijos. "

Referencias 
   1 Paganelli A, Gnazzo V, H Acosta, López SL y AD Carrasco. Herbicidas basados ​​en glifosato produce efectos teratogénicos en vertebrados al alterar la señalización de ácido retinoico. Chem. Res. Toxicol, 9 de agosto. http://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/tx1001749 
    3. Branford, S. 2004. Cosecha Amarga Argentina. New Scientist, 17 de abril, 40-43. http://www.grain.org/research/contamination.cfm?id=95
4. Dr. Darío Gianfelici, Entrevista por Darío Aranda, agosto de 2010.
5. Ho MW. Estudio de laboratorio establece un enlace a defectos de nacimiento. Ciencia y sociedad 48 (por aparecer).
6. Webber, J. Weitzman, H. 2009. Argentina presiona para prohibir químico cultivo después de problemas de salud. Financial Times, 29 de mayo. http://www.gene.ch/genet/2009/Jun/msg00006.html
7. El profesor Andrés Carrasco, que habló en la Conferencia de Regiones Libres de OGM en el Parlamento Europeo, Bruselas (septiembre 16-18, 2010)
8. Amnistía Internacional. 2010. Argentina: Amenazas negar el acceso comunitario a la investigación. 12 de agosto 2010. http://bit.ly/cJsqUR
9. Ho MW. Herbicida glifosato puede causar defectos de nacimiento. Ciencia y sociedad 43 , 36, 2009.
10. Romig, S. 2010. Argentina tribunal agroquímicos bloques rociar cerca de la ciudad rural. Dow Jones Newswires, 17 de marzo. http://bit.ly/cg2AgG
11. Darío Aranda, Entrevista con Viviana Peralta, impulsor de la demanda, agosto de 2010.
12. Comision Provincial de Investigación de Contaminantes del Agua. 2010. Primer Informe. Resistencia, Chaco. Abril. Informe disponible en español original: http://www.gmwatch.eu/files/Chaco_Government_Report_Spanish.pdf  o en traducción
13. Aranda, D. 2010. La Salud no es lo Primero es el agroindustrial Modelo. Pagina12, 14 de junio. http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-147561-2010-06-14.html
14. Cert ID. 'Non-GMO-Cert ID Certificado de soja Harina y otros productos de soja: Volúmenes disponibles desde América del Sur. Porto Alegre, Brasil, 14 de julio de 2008.
15. Residuos de plaguicidas en los alimentos - 1997: informe. Informe de la Reunión Conjunta del Cuadro de Expertos de la FAO sobre Residuos de Plaguicidas en los Alimentos y el Medio Ambiente y del Grupo Básico de Evaluación de la OMS en Residuos de Plaguicidas. Lyon, Francia, 22 septiembre-1 octubre 1997. http://www.fao.org/docrep/w8141e/w8141e0u.htm
16. Residuos de plaguicidas en los alimentos - 2005. Informe de la Reunión Conjunta del Cuadro de Expertos de la FAO sobre Residuos de Plaguicidas en los Alimentos y el Medio Ambiente y el Grupo de Evaluación de la OMS sobre Residuos de Plaguicidas, Ginebra, Suiza, 20-29 de septiembre. FAO: Producción y protección vegetal 183, 7.
17. Haefs R, M Schmitz-Eiberger, HG Mainx, W Mittelstaedt, Noga Estudios G. en un nuevo grupo de tensioactivos biodegradables para el glifosato. Manag Pest. Sci. 2002. 58, 825-33.
18. Marc J, O Mulner-Lorillon, S Boulben, D Hureau, G Durand, Belle plaguicida Roundup R. provoca disfunción de las células de división en el nivel de activación CDK1/ciclina B. Chem. Res. Toxicol. 2002, 15, 326-31.
19. Procurador General del Estado de Nueva York, Fraude al Consumidor y la Oficina de Protección de la Dirección de Protección Ambiental. 1996. En materia de Monsanto Company, demandada. Aseguramiento de suspensión conforme a la ley ejecutiva § 63 (15). Nueva York, NY, noviembre False publicidad por Monsanto con respecto a la seguridad de los herbicidas Roundup (glifosato).

20. Monsanto multada en Francia para los anuncios de "falsos" los herbicidas. Agence France Presse, 26 de enero de 2007. http://www.organicconsumers.org/articles/article_4114.cfm
21. Antoniou M., Brack P, Carrasco, A., Fagan, J., Habib, M., Kageyama, P., Leifert, C., Nodari, R., Pengue, W. 2010. GM Soy: Sustainable? Responsable? GLS Gemeinschaftsbank y ARGE Gentechnik-frei. Descargar el informe completo y un resumen de: http://bit.ly/9D9J2k . En el momento de redactar el informe completo está disponible en Inglés  y Portugués, pero pronto estará disponible en traducciones al francés, alemán y español.
22. Las entrevistas con los argentinos afectados por las fumigaciones con glifosato, realizada en agosto de 2010 por el periodista Darío Aranda, están disponibles aquí: http://www.gmwatch.eu/component/content/article/12479-reports-reports

Por Claire Robinson
http://www.i-sis.org.uk Instituto deCiencia y Sociedad Sostenible, Isis

LOS ORGANISMOS REGULADORES DE LA UE Y MONSANTO OCULTARON LA TOXICIDAD DEL GLIFOSATO


La Comisión Europea aprobó el uso del glifosato sabiendo, como también lo sabía Monsanto, que causa defectos de nacimiento, algo que se ocultó a la gente. Este herbicida debiera ser prohibido, dicen la Dra. Eva Sirinathsinghji y la Dra. Mae-Wan Ho.

Por favor, póngase en contacto con sus representantes políticos para exigirles la prohibición mundial del herbicida glifosato.

Un informe escrito por un grupo internacional de científicos e investigadores de la organización no gubernamental Open Earth Source (OES), revela que los estudios realizados por la empresa Monsanto, ya en la década de 1990, mostraba que el glifosato causa defectos de nacimiento. A pesar de ello, la Comisión Europea aprobó el uso de este herbicida con pleno conocimiento de aquellos estudios.
El glifosato es el ingrediente activo del herbicida Roundup de Monsanto y de otras formulaciones comerciales. Su uso causa gran preocupación por los efectos nocivos que los estudios científicos vienen señalando desde hace varios años, entre los que se incluyen alteraciones endocrinas, daño en el ADN, toxicidad reproductiva y en el desarrollo, neurotoxicidad, cáncer y defectos de nacimiento. 

El herbicida Roundup de Monsanto es el más vendido en todo el mundo y su uso se ha incrementado de manera exponencial. Monsanto ha introducido cultivos modificados genéticamente (OGM) tolerantes al glifosato, tales como los RR (Roundup Ready) de la soja. En la actualidad, casi el 80% de la producción mundial de soja se obtiene en los Estados Unidos, Brasil y Argentina, y en año 2009, la soja RR representaba el 91%, el 99% y el 71% respectivamente de la superficie total de soja de esos países. Desde 1997, la producción de soja RR ha aumentado de 5 a 30 millones de hectáreas, eso sólo en los Estados Unidos (1). Se ha encontrado que en la soja quedan residuos de glifosato, hasta 10 veces más alta que las dosis que ya provocan malformaciones fetales en los embriones de pollo y de rana.

Con el uso generalizado de los herbicidas y la aprobación por parte de la UE del uso del glifosato en los cultivos transgénicos tolerantes a este herbicida, se observa la urgente necesidad de una revisión adecuada del herbicida, para ser consecuentes con la nueva normativa más estricta sobre el uso de los pesticidas aprobada por la UE en junio de 2011. De hecho, la revisión estaba prevista para el año 2012, sin embargo con posterioridad se ha retrasado la revisión del glifosato y otros 38 plaguicidas al año 2015 (1). Por otra parte, la revisión de 2010 se hizo bajo la antigua normativa, menos estricta. La razón oficial que se ha dado para este retraso es que tienen demasiada carga de trabajo. Esto significa que la seguridad del glifosato no podrá ser revisada bajo la nueva normativa hasta el año 2030.

Retrasar esta revisión ha sido cuestionada en una demanda contra la CE por Pesticides Action Network Europe y Greenpeace. Los coautores del informe realizado por Open Earth Source (OES) también han solicitado que se lleve a cabo una revisión del sistema sin más demoras, y se retire del mercado el glifosato y Roundup.

Evidencias de defectos de nacimiento en los estudios realizados por la Industria y en los independientes

El informe de la OES revela que en los estudios llevados a cabo por la Industria en la década de 1990 ya se mostraba la letalidad embrionaria y los defectos de nacimientos en los animales de laboratorio, entre los que se incluía dilatación del corazón en los conejos a bajas dosis de glifosato. A dosis más altas, ya se señalaron deformaciones en los estudios independientes realizados desde los años 1980.

Monsanto ha contestado negando sus propias conclusiones (6): “Las autoridades reguladores y los expertos independientes de todo el mundo coinciden en que el glifosato no causa defectos adversos reproductivos en animales adultos o defectos de nacimientos en las crías de estos adultos expuestos al glifosato, incluso a dosis más altas que por exposición ambiental o laboral”.

Sin embargo, los “expertos independientes” de los que habla Monsanto están sumidos en conflictos de interés, tanto a nivel económico como profesional, y basan casi por completo sus investigaciones en los estudios realizados por la Industria (1).

Estudios independientes han revelado vínculos con el cáncer, alteraciones genéticas y alteraciones endocrinas, así como defectos en el desarrollo, por ejemplo, anomalías craneofaciales y vertebrales en ratas (7), deformidades de la boca, alteraciones oculares y de la cola, curvada en los renacuajos de la rana (8). Los estudios más recientes realizados por el Dr. Andrés Carrasco y sus colegas muestran una relación entre el glifosato y el ácido retinoico, señalando un desarrollo embrionario anormal (5,9).

Sorprendentemente, estos y otros numerosos estudios citados en el Informe de la OES fueron desestimados por la Comisión Europea (CE) y la Oficina Federal Alemana para la Protección de los Consumidores y Seguridad Alimentaria (BVL), que es la responsable de la coordinación entre la Industria y la CE. La conclusión de la BVL, comunicada a la CE a través del Informe de 1998 “Proyecto de Informe de evaluación” (DAR), fue que “no hay evidencias de teratogenicidad” para el glifosato.

El Proyecto de Informe de Evaluación contiene pruebas indiscutibles

El Informe alemán de 1998, DAR, fue crucial para que el glifosato fuese aprobado por la UE, al señalar en sus conclusiones que el “glifosato no tiene efectos teratogénicos”, si bien también se decía en sus conclusiones que a dosis más altas causaba “osificación reducida y una mayor incidencia de trastornos esqueléticos o de los órganos internos” en los fetos de las ratas y de los conejos. Además, agregaba que los estudios realizados por la Industria sobre el glifosato a dosis altas mostraba un reducido número de fetos viables en las camadas de ratas y conejos, con un aumento de los defectos congénitos. Las anomalías esqueléticas encontradas por la Industria en los primeros estudios son consistentes con las hallazgos más recientes en las investigaciones de Andrés Carrasco y al (5,9). Sin embargo, estas anormalidades no se tuvieron en cuenta por motivos espurios, tales como que las altas dosis que envenenaron a las madres ( dosis tóxicas) no eran dosis pertinentes para la evaluación de los riesgos humanos, ya que la madre se puede envenenar con cualquier sustancia pudiendo alterar el desarrollo del feto y causar defectos de nacimiento. Esta absurda suposición es impugnada por la literatura científica independiente, y algo muy debatido incluso por la propia Industria. 
Fotografías de lechones tomadas por el criador de cerdos Borup Pedersen, alimentados con soja transgénica, y en los que pueden observar distintos tipos de malformaciones. (Véase: http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2012/04/30/dinamarca-se-relaciona-la-soja-transgenica-con-danos-en-la-cria-del-cerdo/

Una historia de manipulaciones y engaños por parte de los reguladores alemanes y de la UE

Como resulta evidente en el informe de Alemania de 1998, DAR, se manipularon las evidencias científica mediante diversas estratagemas que llevaron a mentir, con un total desprecio del principio de precaución.

Los animales expuestos al glifosato en los estudios presentados por la Industria muestran efectos frente a los animales no expuestos, y eso en dosis tan bajas como 20 mg por kg de peso corporal. Tanto es así, que la Dirección de Seguridad de Pesticidas del Reino Unido (PSD) apoya la teratogénesis del glifosato (1): “Considerados de forma aislada, ninguno de los hallazgos de los estudios sobre los efectos teratológicos en los conejos sería motivo de preocupación. Sin embargo, se observa en general la incidencia de un mismo patrón”.

Alemania, por su parte, recurrió a incluir a los grupos de control “históricos” dentro de los estudios no publicados ( y por lo tanto irrelevantes), que tuvo el efecto de aumentar la variación y por lo tanto la de anular cualquier significación estadística de los experimentos realizados por la Industria. La Dirección de Seguridad de Pesticidas del Reino Unido (PSD) terminó por pedir a Alemania que pusiese a su disposición los datos de los controles anteriores, pero no está claro si la PSD vio esos datos, o, si los vio, cómo respondió. Y hasta la fecha, esos datos de control históricos siguen ocultos al público.

En el informe de la Open Earth Source (OES) se comenta: “El uso de los datos históricos en lugar de los controles concurrentes añade variables a un experimento que tiene por objeto el control de las variables, ocultando los efectos teratogénicos del glifosato, y evita cualquier conclusión en este sentido. Es por eso que el uso de los datos históricos de control es un asunto controvertido. En la práctica no está permitido en Evaluación Toxicológica en animales y en otros estudios para la aprobación de los plaguicidas”.

Los controles válidos para un experimento exigen que sean animales de la misma cepa genética, de la misma edad, criados en el mismo ambiente y estudiados al mismo tiempo que los animales tratados. Además, “la manera en que los animales serán examinados y evaluados, y los datos registrados, debe hacerse de la misma forma”.

El Informe de la OES afirma: “Si esas prácticas de utilizar los controles históricos se descubrieran en un estudio científico independiente se consideraría un fraude científico”.

En resumen, la Industria y los reguladores cometieron una serie de manipulaciones en las pruebas científicas para favorecer la aprobación del uso del glifosato.

La Industria (incluyendo a Monsanto) conocía desde la década de 1980 que el glifosato causa defectos de nacimiento en los animales en altas concentraciones.

La Industria también sabía desde 1993 de los efectos a bajas y medias dosis.

El Gobierno alemán conocía que el glifosato causa defectos de nacimiento, por lo menos desde el año 1998, año en que envía el Informe DAR a la CE.

El Panel de Expertos de la CE que realizó la revisión científica, ha sabido desde el año 1999 que el glifosato causa defectos de nacimiento.

La CE sabe desde el año 2002 que el glifosato causa defectos de nacimiento, año en que la Dirección General de DANCO (Sanidad y Protección de los Consumidores) publicó el Informe final del examen para la aprobación del glifosato.

A lo largo de todos estos años está información se ha ocultado al público y los trabajos de los científicos independientes sobre los efectos teratogénicos del glifosato y Roundup han sido ignorados, rechazados, o incluso denigrados.

El LOAEL ( nivel más bajo de efectos adversos observables) del glifosato se estableció en Alemania en 60 mg por kilogramo de peso corporal y día, por lo menos 3 veces superior al indicado por la Industria hasta la fecha, a través de un juego de prestidigitación que sólo consideraba la “exposición crónica” en la “especie más sensible”, que era la rata, mientras que los estudios independientes señalaban un LOAEL de sólo 5 mg por kg de peso corporal para los trastornos endocrinos y daños hepáticos en las ratas. El LOAEL se utiliza para establecer la ingesta diaria admisible (IDA), que es de 1/100 del LOAEL. Por consiguiente, la IDA actual de 0,6 mg por kilogramo y día es al menos 10 veces mayor que los niveles establecidos en el momento de fijarse.

La mala ciencia protegida por la Industria posee pautas y directrices cuestionables

Además de la manipulación absoluta de las pruebas científicas, la Industria ha erigido un escudo eficaz para su mala ciencia bajo el disfraz de “Buenas prácticas de Laboratorio” (GLP), unas pautas y directrices establecidas por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), una organización no científica. Esta Guía de Buenas Prácticas ha sido ya fuertemente criticada en un documento firmado por 30 científicos (10). que señalan que las GLP “no especifican nada acerca de la calidad del diseño de la investigación, las habilidades de los técnicos, la sensibilidad de los ensayos, o ya sean los métodos empleados, bien estén al día o sean ya caducos”. La Comunidad Europea y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) aceptan ambos las directivas GLP y la investigación independiente que no se ajuste a ellas puede ser ignorada para los propósitos de evaluación. Por lo tanto, la investigación del equipo del Dr. Andrés Carrasco y otros estudios independientes que muestran daños causados por el glifosato o Roundup fueron rechazados en razón de que los sistemas de prueba no estaban validados y consideraron los estudios “inapropiados e irrelevantes a efectos de evaluación de riesgos en la salud humana” (porque los realizaron en animales no aprobados, que son las ratas, los ratones y los perros, por ejemplo). En otras palabras, no realizaron la investigación de acuerdo con las normas GLP. Como observa el Informe de la OES (1): “Esto plantea la pregunta ¿por qué financian los Gobiernos investigaciones científicas si luego ignoran los resultados en casi todas las evaluaciones de riesgo?”.

De hecho los estudios de toxicidad según las normas GLP han sido criticados por el uso actualizado de protocolos que utilizan unas dosis muy altas, en niveles cercanos a la intoxicación y que pueden tener poca relación con los niveles de exposición en el medio, y los animales de prueba mueren antes de llegar a la vejez, enmascarando la mayor parte de las enfermedades en desarrollo. En resumen, las pruebas realizadas según los protocolos GLP rara vez encuentran toxicidad.

Comparando los NOAEL (niveles sin efectos adversos observables) de la Industria y de los estudios independientes sobre docenas de sustancias químicas, los estudios independientes detectan importantes efectos tóxicos a niveles muy inferiores a los de la Industria. Sin embargo, los reguladores siguen ignorando hasta la fecha los estudios independientes en favor de los de la Industria, debido a que cumplen con las directrices GLP de la OCDE. Su rechazo a las recientes conclusiones del equipo de Carrasco es indefendible, por su no adhesión a la Guía de Buenas Prácticas, como se señala en el informe de la OES ( ver también 5).

Por otra parte, la OCDE estableció en el mes de septiembre unos rígidos criterios, científicamente incorrectos, sobre la respuesta de las dosis en las pruebas toxicológicas. No tienen en cuenta efectos como la interrupción endocrina y otros efectos que se observan a dosis bajas más que a altas, lo que invalida la suposición de que existe una dosis segura según la cual no hay toxicidad significativa.

El nuevo reglamento de la UE sobre pesticidas tiene el potencial de poner fin a la tiranía de las normas GLP al insistir en los estudios científicos independientes revisados por pares en la evaluación de los plaguicidas. Sin embargo, la nueva normativa obliga a la Industria a hacer su propia búsqueda de Literatura científica en la preparación de un archivo sobre los plaguicidas, dando así el control total a los estudios de la Industria, que son los que seleccionarán para su inclusión y así reforzar la tiranía de las normas GLP.

Pruebas en humanos ante el aumento de las preocupaciones por los efectos en la salud

Debido a las evidentes restricciones para realizar experimentos en seres humanos, los datos sobre la toxicidad del glifosato en las personas son difíciles de obtener en un laboratorio. Sin embargo, sí se han obtenido resultados a partir de los estudios realizados en líneas celulares humanas. Un experimento realizado por el científico francés Giles-Eric Séralini y sus colegas en el año 2009, encontró que Roundup causaba la muerte de las células umbilicales, de las células embrionarias y de la placenta en sólo 24 horas (3,11).

Además, con el uso generalizado del glifosato en países como Argentina y Canadá, las pruebas de que se están produciendo daños en los seres humanos están aumentando. Un gobierno local de Argentina recoge en un documento ( o véase este otro Informe: http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2012/07/30/informe-del-primer-encuentro-nacional-de-medicos-de-pueblos-fumigados/)
que se han triplicado el número de cánceres infantiles entre 2000 y 2009, y cuadriplicado el número de defectos de nacimiento en las zonas donde se utilizan agroquímicos (véase referencia [12] Argentina’s Roundup Human Tragedy, SiS 48). Carrasco señala en su estudio (9): “Los resultados obtenidos en el laboratorio son compatibles con las malformaciones observadas en los seres humanos expuestos al glifosato durante el embarazo”.

Un estudio epidemiológico en Ontario, Canadá, también ha encontrado altos niveles de nacimientos prematuros y abortos espontáneos en las mujeres que pertenecen a familias agricultoras que utilizan plaguicidas, incluyendo el glifosato.

La respuesta de la Oficina Federal Alemana para la Protección de los Consumidores y Seguridad Alimentaria (BVL) a esos problemas fue de que eran irrelevantes para la situación de Europa, así como ya existen planes para aumentar los cultivos tolerantes al glifosato. “Aunque hay indicios de un aumento de las malformaciones debido a la amplia exposición a los plaguicidas en América del Sur, las autoridades de estos países son responsables de propiciar la realización de más investigaciones en profundidad. Teniendo en cuenta que las condiciones de aplicación son muy distintas y existen incertidumbres en cuanto a la exposición humana a los efectos de los productos fitosanitarios, los resultados de este tipo no deben llevarnos de forma automática a preocuparnos por la seguridad de los herbicidas a base de glifosato en Europa”.

Preocupaciones adicionales

Un informe publicado recientemente por el científico estadounidense Dr. Don Huber, profesor emérito de la Universidad de Purdue, advirtió de la aparición de un nuevo agente patógeno asociado a los cultivos transgénicos tolerantes al glifosato ( (véase [13] Emergency! Pathogen New to Science Found in Roundup Ready GM Crops?) y ( Los científicos advierten sobre la relación entre un nuevo y peligroso patógeno y Roundup de Monsanto)http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2012/07/30/informe-del-primer-encuentro-nacional-de-medicos-de-pueblos-fumigados/

En una carta escrita dirigida al Secretario de Agricultura de Estados Unidos, expresa su preocupación por la aparición de este agente patógeno, muy abundante en los cultivos transgénicos, y que al parecer está asociado a enfermedades devastadoras en los cultivos y altas tasas de infertilidad y abortos involuntarios en los animales. Esta es una nueva preocupación que se suma a la urgencia de revisión por parte de la UE del uso del glifosato y los cultivos transgénicos.

Conclusión y recomendaciones

Los autores del informe de la OES concluyen que: “La actual aprobación del glifosato y Roundup es científicamente insostenible”. Recomiendan la inmediata retirada del glifosato hasta que una nueva revisión rea realizada, con una amplia variedad de pruebas actualizadas, de forma independiente y con los datos disponibles para el público.

Estamos totalmente de acuerdo con la conclusión y la recomendación.

Referencias

1. Antoniou M, Habib M, Howard CV, Jennings RC, Leifert C, Nodari RO, Robinson C, Fagan J. Roundup and birth defects: Is the public being kept in the dark? Earth Open Source, 2011.

2. Ho MW and Cummins J. Glyphosate toxic and Roundup worse Science in Society 26, 12, 2005.

3. Ho MW and Cherry B. Death by multiple poisoning, glyphosate and Roundup. Science in Society 42 , 14, 2009

4. Ho MW. Ban glyphosate herbicides now. Science in Society 43, 34-35, 2009.

5. Ho MW. Lab study establishes glyphosate link to birth defects. Science in Society 48, 32-33, 2010.

6. Beyond the Rows, A blog by Monsanto, St. Louis, United States of America, 9 June 2011, accessed 11 July 2011,http://www.monsantoblog.com/2011/06/09/june-2011-earth-open-source-report-on-roundup/

7. Dallegrave E, Mantese FD. et al. 2003. The teratogenic potential of the herbicide glyphosate-Roundup in Wistar rats. Toxicol Lett 142(1-2): 48

8.  Lajmanovich RC, Sandoval MT, Peltzer PM. 2003. Induction of mortality and malformation in Scinax nasicus tadpoles exposed to glyphosate formulations. Bull. Environ. Contam. Toxicol. 70, 612–18.

9. Paganelli A, Gnazzo V, Acosta H, Lopez SL and Carrasco AD. Glyphosate-based herbicides produce teratogenic effects on vertebrates by impairing retinoic acid signalling. Chem Res Toxicol, August 9. http://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/tx1001749

10. Myers JP, Vom Saal FS. et al. Why public health agencies cannot depend on good laboratory practices as a criterion for selecting data: The case of bisphenol A. Environmental Health Perspectives 2009, 117, 309–15.

11. Benachour N, Séralini GE. 2009. Glyphosate formulations induce apoptosis and necrosis in human umbilical, embryonic, and placental cells. Chem Res Toxicol 22: 97–105.

12. Robinson C. Argentina’s Roundup human tragedy Science in Society 48, 30, 2010

13. Ho MW. Emergency! Pathogen new to science found in Roundup Ready GM crops? Science and Society 50, 10-11, 2011.

Fuente original:
Instituto para la Sociedad y la Ciencia sostenible

Fuente en español:

PREDIO DONDE SE INSTALARÍA MONSANTO EN MALVINAS ARGENTINAS
                                 


25/01/ 2013 Impiden funcionamiento de planta de Monsanto en Malvinas Argentinas 

NOTAS RELACIONADAS

ALIMENTOS MODIFICADOS GENÉTICAMENTE: LAS MULTINACIONALES TRANSGÉNICAS PROHÍBEN ESTUDIOS INDEPENDIENTES


FERNANDO LUGO: GOLPE DE ESTADO DE LA SIONISTA MONSANTO EN PARAGUAY

ARGENTINA: NEGOCIO GENOCIDA DE LA SIONISTA MONSANTO. CONOZCA POR REGIONES Y PRODUCTOS CUANDO LE TOCARÁ MORIR

EL HUNDIMIENTO DE LA TIERRA POR OBRA DEL ESPÍRITU

ALIMENTOS TRANSGÉNICOS: LOS 10 QUE SE DEBEN EVITAR

POR QUÉ CLARÍN Y LA NACIÓN APOYAN EL USO DE GLIFOSATO EN LA ARGENTINA


A PESAR QUE LA CORPORACIÓN ES RECHAZADA EN TODO EL MUNDO CRISTINA NEGOCIA CON MONSANTO

LO RECONOCIÓ: CRISTINA HACE NEGOCIOS A ESPALDAS DEL PUEBLO, CÁNCER PARA TODOS Y TODAS!!!

TRANSGÉNICOS CAMUFLADOS-LISTADO IMPORTANTE

ADIVINE ¿QUIENES LA CONFORMAN? JUNTA DE DIRECTORES DE MONSANTO

1 comentario:

  1. Como ya fue comentado el fundador de la technopathogenology lo "predijo" hace casi treinta años Y no era un delirante era un investigadore científico muy serio del CONICET y fundador de materia en la Universidad Nacional. Todo esto luego d euna trayectoria impecable como investigador experimental y docente en materias preexistentes. Por que sus avisos cayeron en saco roto?. Si alguien tiene respuestas me gustaría leerlas

    ResponderEliminar

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...