lunes, 19 de noviembre de 2012

"EL PRECIO DE LA VANIDAD" TORTURA Y EXTERMINIO DE ANIMALITOS


CONOZCA LAS ABERRACIONES A LAS QUE SON SOMETIDOS NUESTROS HERMANOS MENORES PARA QUE UD. LUZCA BELLO/A



Estudios de inmersión: Los animales son introducidos (lógicamente en contra de su voluntad) en bidones de sustancias diluidas, para probar la posibilidad de respirar dentro del agua.

Estudios de inhalación: Se introduce a los individuos en cámaras estancas o se les ponen bozales que les fuerzan a respirar pulverizadores, gases y vapores. Esto provoca que puedan ponerse muy enfermos, vomiten, sufran dificultades respiratorias e hipotermia, además de la posible de dependencia física si lo que se les hace inhalar es una droga. No se hacen pruebas únicamente con productos destinados al consumo humano, sino que se da a inhalar a los animales productos para la guerra química, insecticidas, anticongelantes, líquidos de frenos, blanqueadores, pulverizadores para el árbol de navidad, velas de iglesia, limpiadores de horno, desodorantes, refrescantes de la piel, burbujas de baño, depilatorios, maquillaje de ojos, extintores de fuego, tintas, aceites bronceadores, esmaltes de uñas, rimel, spray para el pelo, cigarrillos, pinturas y lubricantes de cremalleras.Los estudios con animales de toxicidad por inhalación ciertamente producen grandes cantidades de datos, pero no dan una perspectiva real de los posibles efectos de los cigarrillos en los fumadores humanos, y sobre todo no son obtenidos de un modo ético porque perjudican a otros animales que son utilizados en contra de su voluntad.



Estudios de inyección: Se inyecta directamente en el animal el producto a probar tanto bajo la piel, los músculos o en un órgano interno.



Pruebas de toxicidad oral: Sirven para determinar lo venenosa que es una sustancia para los humanos y para ello obligan a los animales en el laboratorio a ingerir productos, muchos de ellos no comestibles como el carmín de labios y el papel, aunque muy a menudo las víctimas de estos experimentos no se comen la sustancia si simplemente se pone en su comida, por lo que los experimentadores se la introducen a la fuerza por la boca o a través de un tubo por la garganta.Se llevan a cabo pruebas estándar durante 14 días, pero algunas pueden durar hasta 6 meses (si sobreviven tanto). Durante este tiempo los animales muestran los síntomas clásicos de envenenamiento, incluyendo vómitos, diarrea parálisis, convulsiones y hemorragias internas.
Test de Draize: Consiste en verter sustancias diversas (cosméticos, blanqueador de ropa, champú, tinta, detergentes, abrillantadores de suelos,…) en los ojos de animales para ver los resultados que se producen. El conejo albino es el más comúnmente usado para esta prueba porque es dócil, barato, tiene unos grandes ojos y sus glándulas lacrimales producen muy poco líquido, viéndose así más fácilmente el efecto de abrasión que podría tener en el ojo humano. Los conejos están en el interior de unas cajas que los inmovilizan por el cuello (muchos se lo rompen intentando escapar), lo que impide que se froten o rasquen los ojos. Se separa el párpado inferior y se coloca la sustancia en la pequeña cavidad resultante, después se mantiene el ojo cerrado. Se repite la aplicación varias veces, durante varios días.
Se observa diariamente a los conejos para ver si se produce hinchazón, ulceración, infección y hemorragias, hasta que el ojo del animal se vuelve una masa irritada y dolorosa.  Incluso muchas veces, se pasa a usar el otro ojo para no encarecer costos. La reacciones que se observan son: párpados inflamados, úlceras, hemorragias, ceguera…

Test de sensibilidad cutánea o pruebas de toxicidad dermal: Conejos, conejillos de Indias, ratones y cerdos son afeitados (en ocasiones incluso es raída la piel) y se vierten las sustancias sobre su piel. Se observan los signos de enrojecimiento, úlceras y edemas. Su piel suele sangrar, ampollarse y repelarse.



Test DL50 ó LD50: Significa Dosis Letal 50, la cantidad de sustancia que causará la muerte a la mitad de los animales no humanos del experimento. Normalmente, antes de que se llegue al punto en que muere la mitad, los animales están muy enfermos y angustiados. En el caso de sustancias poco dañinas hay que forzarles a ingerir enormes cantidades y se les puede provocar la muerte simplemente por la gran cantidad o la alta concentración que se les ha administrado. Se le fuerza a ingerir la sustancia mediante una sonda hasta el estómago (lo que a veces produce la muerte por perforación), por un orificio practicado en el cuello, por vía subcutánea, intravenosa, mezclada con la comida, por inhalación, o por vía rectal o vaginal.

A consecuencia de los productos que son forzados a ingerir, sufren convulsiones, disnea respiratoria, diarrea, úlceras, adelgazamiento, postura anormal, hemorragia nasal, hemorragias de la mucosa de los ojos y de la boca, lesiones pulmonares, renales y hepáticas, coma y muerte. Esperamos que luego de haber leído las atrocidades cometidas por las multinacionales, cobre Ud. conciencia-ya que solo de nosotros depende- de cuál es el precio de su vanidad.                                               Fuente: http://www.cienciasinvictimas.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...