jueves, 17 de noviembre de 2011

MONSANTO CONTRA LA MUJER: HALLAN TOXINAS PELIGROSAS DE MAIZ GM EN SANGRE DE MUJERES Y FETOS














Esta contaminación transgénica se asocia directamente con extrañas alergias, destrucción del sistema inmunológico, y otros trastornos. Monsanto otra vez: Ya existen abundantes evidencias sobre la toxicidad del químico BT utilizado en las plantas GM  (Organismo Genéticamente Modificado-abreviado OMG, OGM o GMO) es aquel cuyo material genético es manipulado en laboratorios donde ha sido diseñado o alterado deliberadamente con el fin de otorgarle alguna característica específica. Comúnmente se los denomina transgénicos y son creados artificialmente en laboratorios por ingenieros genéticos) de maíz y algodón. Este peligroso invento de Monsanto afecta a seres humanos y demás mamíferos, desencadenando la destrucción del sistema inmunológico. La transmisión de esta toxina en nuestro suministro de sangre, que pasa a través de la placenta a los fetos, puede explicar el aumento de muchas enfermedades desde que fueran introducidas al mercado las variedades de cultivos BT en 1996. No podemos dejar pasar, ante este descubrimiento, que Cristina Fernández Wilhelm de Kirchner negocia con MONSANTO, y acaba de inaugurar hace pocas semanas una planta de producción de GLIFOSATO  en Tierra del Fuego.

Una investigación patrocinada por el gobierno de Italia, demostró que los ratones alimentados con BT de Monsanto, resultaron perjudicados con una amplia gama de respuestas inmunes. Los niveles elevados de IgE e IgG, por ejemplo, suelen estar asociados con alergias e infecciones.
Los ratones tuvieron un grave aumento de citoquinas, que se asocian con "respuestas alérgicas e inflamatorias". Las citoquinas específicas (interleucinas) también son mayores en los seres humanos que sufren una amplia gama de trastornos, desde artritis y la enfermedad inflamatoria intestinal, hasta la EM (esclerosis múltiple) y el cáncer.
Dato: Cuando los reguladores de alimentos de EE.UU. aprobaron el maíz genéticamente modificado de Monsanto "BT", sabían que estaban añadiendo un veneno mortal al suministro de alimentos. Es para eso que fue diseñado. El ADN del maíz está equipado con el gen de una bacteria del suelo llamada BT (Bacillus thuringiensis) que produce la toxina BT. Se trata de un pesticida que rompe y abre el estómago de ciertos insectos, matándolos.
"Sin embargo, y como de costumbre, Monsanto y la Agencia de Protección Ambiental (EPA), que intercambia funcionarios con Monsanto en forma constante, juraron e híper juraron que los únicos perjudicados con esta toxina serían los insectos. La toxina BT, según ellos, sería completamente destruida por el sistema digestivo humano y no tendría ningún impacto en nosotros, por lo cual, afirmaron a los consumidores, que sería seguro comer este maíz", relata el prestigioso medico estadounidense Jeffrey Smith. Un estudio acaba de demostrar que están equivocados"
"Doctores del Hospital Universitario de Sherbrooke en Quebec encontraron el maíz BT-toxina en la sangre de mujeres embarazadas y sus bebés, así como en las mujeres no embarazadas", "En concreto, la toxina se identificó en el 93% de 30 mujeres embarazadas, en el 80% de la sangre del cordón umbilical de sus bebés, y en el 67% de 39 mujeres no embarazadas", "...el estudio ha sido aceptado para su publicación en la revista médica Reproductive Toxicology..."
De acuerdo con el Daily Mail del Reino Unido, este estudio, que "parece un agujero" en las demandas de seguridad, "ha provocado llamadas solicitando la prohibición de importaciones y una revisión total del régimen de seguridad para los alimentos genéticamente modificados (GM)". Organizaciones que abarcan desde Inglaterra a Nueva Zelanda, piden ahora una investigación certera sobre los cultivos transgénicos, y el comercio se detuvo debido a las graves consecuencias de este hallazgo.
Monsanto sigue matando personas y las autoridades mienten al respecto
En Argentina,  Néstor Vargas, peón rural de 27 años, falleció el miércoles 19 de octubre al contaminarse con agrotóxicos en Vera (Santa Fe). A casi un mes del fallecimiento aún no se conocen los datos de la autopsia pese a que los datos de la misma suelen disponerse en horas. Néstor Vargas se contaminó al manipular veneno, pero su muerte y la autopsia no concluida se debería a fuertes intereses en juego. En este sentido el Ministro de Salud de Santa Fe, Miguel Ángel Capiello, mintió al indicar que Vargas falleció por hantavirus o leptopirosis, según el, basándose en el diagnóstico que dieron los médicos en el hospital José María Cullen. La única razón es que se pretende encubrir con un diagnóstico falso la muerte causada por el agrotóxico 2-4-D. El envase del agroquímico en contacto dérmico en las manos de Néstor Vargas le provocaron irritación de la piel, ojos y vías respiratorias, ardor en la nasofaringe y el pecho, tos, dolor de cabeza, vómitos y diarrea.
El RoundUp Ready de Monsanto hecho a base de glifosato, es actualmente el pesticida asesino más utilizado en el país, sin embargo, su ineficacia para combatir las "malezas" va quedando al descubierto, mientras los agricultores reportan que el RoundUp provoca la aparición de "supermalezas o superinsectos", que están ganando terreno en sus campos. Por este motivo y por renunciar deliberadamente a la práctica orgánica, los cultivadores argentinos no ven otra opción que regresar a los productos químicos más controversiales y peligrosos de la industria, que fueron abandonados por su peligrosidad extrema. Este es el caso del 2,4-D, también conocido como Agente Naranja, otro químico de Monsanto que fue utilizado para aniquilar soldados durante la guerra de Vietnam, y que, hasta la fecha, produce niños deformes no solo en familias vietnamitas sino también en descendientes de militares norteamericanos.

FUENTE: http://bolsonweb.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTAS RELACIONADAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...